Los españoles pierden el miedo a comprar productos frescos online y el canal crece un 87% durante la crisis

La consultora Nielsen prevé un cambio de tendencias en los consumidores en la vuelta a la 'nueva normalidad'

Clientes en un supermercado
Clientes en un supermercado

El confinamiento provocado por la pandemia del Covid-19 ha acelerado las tendencias de compra online en España. Según refleja un informe elaborado por la consultora Nielsen, durante las semanas de confinamiento se ha superado el millón de hogares que han realizado compras a través de internet, lo que ha provocado crecimientos de triple dígito de este canal, que anticipan un cambio de tendencia con la vuelta a la normalidad.

“En el canal online tenemos una aceleración de tendencias que se hubiera producido en meses o años. Sabíamos que tenía que crecer y batir récords, pero éramos conscientes de las barreras que había para realizar compras de gran consumo ya que los frescos necesitamos verlos y tocarlos”, explica Patricia Daimiel, directora general de Nielsen Iberia.

Y es que, el mayor obstáculo para el despegue del gran consumo online eran precisamente las reticencias a comprar frutas, verduras, carne y pescado a través de internet y a introducir los datos de las tarjetas en los dispositivos móviles. unas preocupaciones que parecen ya superadas. "El miedo al virus superado a cualquier miedo a la hora de comprar online. Ahora, se adquieren todo tipo de productos”, concluye Daimiel.

El canal online, que seguirá creciendo este año, acumula en lo que va de crisis sanitaria un crecimiento del 86,6%. En la última semana analizada, entre el 20 y el 26 de abril, el incremento fue del 149%, siguiendo la estela a triple dígito de hace una semana.

No obstante, la consultora estima que en ningún caso se vislumbra la posibilidad de que ceda la compra física, sino que los consumidores adoptarán ambos canales en función de la misión de compra, pero sí se prevé un aumento en la intención de adquirir por esta vía ciertas categorías, sobre todo en salud y bienestar y cuidado personal, ya que llegarán al 30% los que compren en la red estos productos, y también en bebidas y alimentación envasada con crecimientos de cinco-seis puntos.

Preocupación por el ahorro

Tras dos meses de cuarentena, los consumidores inician las fases de desescalada que, según apunta el informe de Nielsen, traerán más preocupación por el ahorro. En la anterior crisis económica que comenzó en 2008, la sensibilidad al precio creció en más de la mitad de los consumidores y la vuelta a la normalidad intensificará la preocupación por el control del gasto.

"La orientación a precio será uno de lo rasgos del consumidor postconfinamiento, en tanto su parte racional está fuertemente influida por los hábitos que adquirió hace una década, a los que hay que añadir ahora una mayor preocupación por la seguridad y trazabilidad. Todo ello puede desembocar en una mayor deslealtad, que será uno de los factores clave para entender al consumidor a partir de ahora", señala la consultora.

Además, en el marco de esta nueva realidad el consumidor está siempre conectado, pasará más tiempo en casa y mantendrá las distancias de seguridad.

Normas
Entra en El País para participar