Crisis del coronavirus

Estrella Galicia seguirá invirtiendo en patrocinios pero “reinventándose”

El consejero delegado de la empresa cervecera, Ignacio Rivera, apuesta por una línea continuista en la filosofía patrocinadora

Imagen de un concurso de cervezas organizado por Estrella de Galicia.
Imagen de un concurso de cervezas organizado por Estrella de Galicia.

La firma gallega Hijos de Rivera, a través de su marca de cerveza sin alcohol, Estrella Galicia 0,0, ha estado presente en los últimos años en deportes como el fútbol, baloncesto, Fórmula Uno o motociclismo y ahora, con la crisis de la Covid-19, asume que el mundo del patrocinio tendrá que reinventarse.

El consejero delegado de la empresa cervecera, Ignacio Rivera, ha explicado en una entrevista con Efe que tanto los patrocinadores como los patrocinados están "preocupados" por la situación actual y la incertidumbre sobre el porvenir.

"Lo vivimos con gran preocupación. Esto es una bomba que ha caído y que a todo puede afectarle. Estamos esperando la hoja de ruta, que no la tenemos. Nuestra filosofía es seguir ayudando y apoyando el deporte y la cultura, pero evidentemente también los primeros que nos hemos quedado sin ingresos somos nosotros", explica.

El responsable de Estrella Galicia tiene claro que el futuro pasa por una relación simbiótica más intensa que la actual, es decir: "Cómo nos ayudamos los patrocinados a los patrocinadores y los patrocinadores a los patrocinados".

La suya es una de las empresas que no se han acogido a un Expediente de Regulación Temporal de Empleo y la intención, apunta, es mantener la filosofía de patrocinio de los últimos años, especialmente en el mundo del motor.

"Tenemos grandes líneas de patrocinio que mantenemos desde hace muchos años. Por supuesto que no vamos a abandonar eso. El activo que hemos generado en nuestra trayectoria de esfuerzo es sólido, con una trayectoria sólida y no podemos abandonar esa línea. Lo que tenemos que entender es cómo va a cambiar", arguye.

Esa es la cuestión, adelantarse a lo que está por venir porque, en la llamada nueva normalidad, el deporte y, en consecuencia, el patrocinio, como el resto de facetas, será diferente.

Un ejemplo es el motociclismo, en el que la cervecera apostó por la cantera, por proyectos que han sido triunfadores, como los hermanos Márquez, a los que han visto crecer y con los que también han crecido.

"Antes, en las motos, se reunían muchísimos invitados en el paddock, a lo mejor 80 personas, todos juntos, disfrutando las carreras, tomándose una caña. ¿Se va a poder hacer ahora? Si la respuesta es no, tendremos que reinventar lo que hacemos, la forma de estar en el mundo del patrocinio. La intención es seguir invirtiendo pero reinventándonos", asegura.

El apoyo a los Márquez ha sido similar al que han brindado a Carlos Sáinz Jr. "Nos gusta patrocinar con una filosofía de estar con jóvenes talentos como Marc Márquez o Carlos Sáinz, no con una filosofía de patrocinar al que está ganando, sino cogerlos desde pequeños y ser copartícipes de su éxito", indica.

El problema que se presenta es la incertidumbre, la que afecta a todas las competiciones, a todas las disciplinas deportivas.

"La Fórmula Uno no sabemos cómo va a evolucionar, cuántas carreras va a haber, si dos por circuito en vez de una, y en las motos, lo mismo. En el fútbol, se vuelve a entrenar pero no se sabe si se va a jugar o qué va a pasar el año que viene, cuánta gente va a entrar a los campos", reflexiona.

Rivera apuesta por una línea continuista en la filosofía patrocinadora de Estrella Galicia, pero también de adaptación a las situaciones que se vayan presentando.

"Lo que va a ocurrir no lo sabe en este momento nadie. Probablemente en quince días la respuesta sea diferente porque la información cambia. Ahora cambia el mundo cada día, hay nuevos datos. Yo sigo teniendo contacto con los clubes y deportistas a los que patrocinamos y están francamente preocupados por sus carreras, su forma de ganarse la vida", advierte.

El deporte intenta regresar, el fútbol prevé reanudar los entrenamientos esta misma semana y completar la temporada en el césped y sin público en la grada, a puerta cerrada, otro golpe para los clubes (taquillas y abonos), para los deportistas (jugar sin ambiente) y para los patrocinadores (menor visibilidad).

"A los deportistas les gusta ver los estadios llenos, ver vibrar a los aficionados. El silencio es duro para ellos aunque consigan seguir sus vidas. Los fans son parte del deporte. Ojalá que esto lo controlemos y volvamos a algo parecido a lo que teníamos", desea.

Además de ser patrocinador de los tres clubes del fútbol profesional que hay en Galicia (Celta, Deportivo y Lugo) con Estrella Galicia 0,0, Rivera lidera, a través de la empresa Élite Administración y Gestión, el Racing de Ferrol, que también ha evitado un ERTE.

Con 1.200 trabajadores directos, la mitad sigue en fábrica "trabajando a tope", pese a que los formatos retornables y barriles están parados, la logística al 40% y los comerciales se incorporaron este lunes con el fin de reactivar la actividad de alguna manera.

 

Rivera asegura que podían "aguantar sin hacer ese famoso ERTE", como han hecho otras compañías del sector, porque además, dice, los recursos del Estado también los necesitan otros sectores y "hay que ser solidarios en esta pandemia, tirar todos del carro, y proteger a esta gran familia que son nuestros trabajadores".

 

"Nuestra intención es aguantar todo lo que podamos, pero evidentemente sin ingresos cada vez resulta más difícil seguir aguantando", asegura Ignacio Rivera, cuya retribución, como la de todo el consejo de administración, se ha reducido un 50%.

Su esfuerzo y el de toda la compañía ha recibido estos últimos 40 días mensajes de cariño y agradecimiento por parte de empleados, distribuidoras nacionales e internacionales y clientes. "Eso también te llena de energía positiva para seguir peleando", termina.

Normas
Entra en El País para participar