Apuesta por la economía circular

Goldman Sachs lidera una inversión de 110 millones en Back Market, la tienda de electrónica reacondicionada

Este mercado, que está creciendo durante esta crisis por el Covid-19, mueve actualmente 80.000 millones de dólares en todo el mundo.

Quentin Le Brouster, Thibaud Hug de Larauze y Vianney Vaute, fundadores de Back Market.
Quentin Le Brouster, Thibaud Hug de Larauze y Vianney Vaute, fundadores de Back Market.

Back Market, uno de los principales marketplace de aparatos electrónicos reacondicionados del mundo, ha cerrado una ronda de financiación de 120 millones de dólares (110 millones de euros), que ha sido liderada por el banco de inversión Goldman Sachs. También han participado en la operación Aglaé Ventures (empresa de capital riesgo respaldada por el Grupo Arnault, accionista mayoritario de LVMH) y el fondo europeo Eurazero Growth, que ya habían participado en otra ronda de financiación previa de 44 millones en la compañía en junio de 2018.

El mercado de la electrónica reacondicionada mueve actualmente en todo el mundo unos 80.000 millones de dólares (unos 73.376 millones de euros) y sigue creciendo de manera importante, según explica a CincoDías, el cofundador y CEO de Back Market, Thibaud Hug de Larauze. Los equipos reacondicionados son dispositivos (smartphones, tabletas, portátiles, televisores y otros productos) que se ponen a la venta tras ser reciclados y restaurados.

En el caso de Back Market, los consumidores adquieren estos productos directamente de vendedores certificados (ahora son 1.000 y siguen creciendo) que restauran, verifican y ofrecen una garantía mínima de 12 meses para que todos los productos cumplan con los estándares de calidad que marca la compañía.

Hug de Larauze resalta la importancia de que “un banco tan grande como Goldman Sachs apueste por Back Market, un modelo de negocio alternativo, pues es una apuesta clara por la economía circular, que ha llegado para quedarse”.

Según el fundador de este marketplace, el 94% de los productos de electrónica que consumen hoy los usuarios son nuevos; solo el 6% son reacondicionados. “Nuestro objetivo es revertir esa situación y lograr lo que ha conseguido la industria del automóvil, donde ya se compran más vehículos reacondicionados que nuevos”, continúa el ejecutivo, que recuerda que en todo el mundo se produjeron más de 44 millones de toneladas de desechos electrónicos en 2016, con una tasa de crecimiento anual del 3-4%. Se prevé que esa cifra aumente a 52.2 millones de toneladas para el próximo año.

Hug de Larauze admite que hay mucho trabajo que hacer para alcanzar el objetivo que ambicionan. “Hay que invertir mucho para mejorar la calidad de los productos reacondicionados y ofrecer un excelente servicio al cliente (con reparaciones en 48 horas, reembolsos...) para que el consumidor no encuentre ninguna razón para no consumir productos reacondicionados. “Más cuando encima son de media un 50% más baratos”.

El CEO de Back Market no cree que un impulso de la electrónica reacondicionada vaya a provocar un recorte en la innovación de los fabricantes de dispositivos. “Fíjese, por ejemplo, en los últimos iPhones u otros smartphones, no traen tanta innovación. Si se compran es más por el marketing de los fabricantes que funcionan con el consumidor”, señala.

El ejecutivo detalla que con los fondos captados invertirán fuertemente en el control de calidad, básicamente haciendo crecer su equipo de calidad hasta tres veces su tamaño actual. También destinarán fondos a actividades que les ayude a consolidar su liderazgo en la industria, la creación de un equipo dedicado al machine learning para mejorar su algoritmo, la introducción de nuevos servicios en torno a la logística y la reparación, así como la extensión de la experiencia de la compañía para beneficiar a sus vendedores (dispositivos de abastecimiento, piezas de repuesto, protocolos de pruebas, I+D, etcétera).

“Será también clave que invirtamos en branding para que los consumidores vean que hay una alternativa”, dice el ejecutivo. Back Market, fundada en Francia en 2014, opera en ocho países: España (su segundo mercado en volumen), Alemania, Italia, Bélgica, EE UU, Reino Unido y Austria, además de Francia). Con casi 300 empleados, planea ya su entrada en Holanda y Finlandia.

Más ventas durante la pandemia

El CEO de Back Market asegura que con la crisis del Covid-19 se han duplicado las ventas de productos reacondicionados, “porque la gente está confinada en casa y necesitan portátiles, pantallas y teléfonos para teletrabajar”. También ha crecido la demanda de Xbox y PS4 reacondicionadas. “La pandemia ha hecho que la relevancia de este mercado sea aún más evidente. El reacondicionamiento electrónico ofrece un mayor poder adquisitivo y tiene el beneficio de cadenas de suministro más localizadas y menos propensas a la interrupción. Además hay una tendencia hacia el consumo ético. Hay un cambio de mentalidad en la forma en que se consume; quieren respetar más el medio ambiente”, dice.

“Back Market tiene la clara misión de construir una categoría líder en la economía circular, apoyando la transición del mundo hacia un consumo sostenible”, asegura Alexandre Flavier, inversor de Goldman Sachs Growth. Todos los inversores coinciden en destacar cómo este Marketplace contribuye al desarrollo de un entorno más ecológico para la compra y venta de productos electrónicos. “La crisis actual está demostrando la resistencia del modelo de Back Market, que le ha permitido responder a las necesidades de los consumidores incluso a pesar del aluvión en estos tiempos difíciles”, subraya Yann du Rusquec, director general de Eurazeo Growth.

Estrena en España el pago a plazos

La firma, con un catálogo de 40.000 productos únicos y 1,5 millones de unidades en stock, introducirá la próxima semana y por primera vez (lo hará en España) la opción de pagar a plazos (en 12 cuotas). “Estamos convencidos de que esta fórmula nos permitirá crecer más y más rápido, porque los clientes nos lo estaban demandando. Es una opción habitual en la compra de productos nuevos, y ahora lo empezamos a ofrecer nosotros. La ley española es más flexible que en otros países y nos lo permite hacer. Esperamos que sirva para mostrar cifras en otros países”.

Back Market tiene oficinas en París, Burdeos y Nueva York. La compañía no ofrece datos económicos, aunque sostiene que siguen creciendo más del 100%. Tampoco da detalles sobre en cuánto ha sido valorada la empresa con esta ronda de financiación ni cómo queda accionarialmente la sociedad, aunque sí precisan que los tres fundadores mantienen el control, algo que consideran importante para poder ejecutar su visión de negocio. Hug de Larauze resalta que escogieron a Goldman Sachs entre 10 inversores potenciales, “y lo hicimos, entre otras cosas, porque es uno de los que estaban alineados con nuestra visión”.

Normas
Entra en El País para participar