Aerolíneas

Norwegian negocia in extremis para llegar a la junta del lunes con un pacto de capitalización de deuda

Obtiene amplias mayorías en tres de los cuatro bonos, y logra un acuerdo con los arrendadores de la flota

Un avión de Norwegian carga combustible en el aeropuerto de Oslo Gardermoen.
Un avión de Norwegian carga combustible en el aeropuerto de Oslo Gardermoen.

La aerolínea noruega Norwegian va a seguir negociando este fin de semana contra el reloj para alcanzar un acuerdo con parte de sus bonistas y llegar a la junta del lunes con un pacto de capitalización de deuda. De ello depende el acceso a garantías públicas para levantar financiación.

En la asamblea de bonistas, los titulares de tres de las cuatro emisiones de bonos han dado un fuerte respaldo a la conversión en capital, con porcentajes que van del 85% a casi el 98% de los votos a favor. El consenso ha fallado en la cuarta emisión (NAS 07), en la que la propuesta de lNorwegian ha sido avalada por el 62,04% de los votos, quedando por debajo de los dos tercios exigidos por ley.

“Nuestro diálogo con los tenedores de bonos continúa con el claro objetivo de alcanzar una solución. Lamentablemente, no pudimos llegar a un acuerdo dentro del plazo. Sin embargo, la discusión continuará durante el fin de semana", ha señalado el CEO de la aerolínea, Jacob Schram.

La compañía ha señalado que la conversión en capital de un mínimo de 550 millones de dólares deuda de los arrendadores de su flota ha recibido el respaldo de éstos últimos.

Ampliación de capital

En la junta del lunes quedarán fijadas las condiciones para una ampliación de capital por hasta 400 millones de coronas suecas, mientras está prevista una nueva asamblea de bonistas para el 18 de mayo.

El plan de supervivencia de Norwegian, en conversaciones con sus acreedores, pasa por una conversión de deuda en capital de hasta 1.200 millones de dólares. Estarían afectados un 60% del volumen de los bonos NAS07 y NAS08; el 85% de los bonos convertibles, y los citados 550 millones de dólares debido a los lessors.

Una vez ejecutada esta capitalización, pero antesde la ampliación de capital, los accionistas actuales conservarán el 5,2% del capital social de la compañía.

Estas medidas, por las que se quiere colocar la relación entre endeudamiento y fondos propios por encima del 8%, son una condición exigida por el Gobierno noruego para ofrecer un paquete de garantías estatales por 3.000 millones de coronas noruegas.

Normas
Entra en El País para participar