Costa Rica confirma que la venta de la filial de Telefónica estaba autorizada

Su Gobierno señala que se han otorgado todos los permisos

Las acciones de Millicom se desploman en Wall Street

Costa Rica confirma que la venta de la filial de Telefónica estaba autorizada
Europa Press

Nuevos pasos en la disputa, presumiblemente judicial, entre Telefónica y Millicom en Costa Rica, después de que esta compañía descartase cerrar el acuerdo de compra de la filial de Telefónica, argumentando que no había recibido todos los permisos regulatorios del país centroamericano.

En este escenario, tras conocerse el choque entre ambas compañías, las autoridades del país afirmaron que no hay ninguna autorización pendiente para que se pudiera llevar a cabo la venta. Así, el viceministro de telecomunicaciones, Edwin Estrada, recordó a su vez que la Superintendencia de Telecomunicaciones y el Poder Ejecutivo ya habían autorizado la cesión de acciones de Telefónica a Millicom, según el diario El Financiero.

Según las autoridades, solo quedaba que los representantes de Millicom firmaran el contrato y cerrasen la transacción. Posteriormente se tenía que enviar a la Contraloría General de la República, un organismo similar al Tribunal de Cuentas, para su refrendo. El contrato está listo desde marzo a la espera que las partes comunicaran el cierre.

Los acontecimientos se han precipitado. El miércoles, Telefónica comunicó a Millicom su decisión de interponer denuncia ante los tribunales de EE UU para exigir el cumplimiento del acuerdo. El grupo dijo que se habían recibido todas las autorizaciones de Costa Rica, y solicitó a Millicom que ejecutase el contrato. Sin embargo, según Telefónica, esta compañía comunicó su negativa a proceder con el cierre. Según Millicom, el acuerdo estaba sujeto a varias aprobaciones regulatorias, de las cuales algunas no se han recibido. Y añadió que el pacto establecía como fecha límite este 1 de mayo, después de la cual cualquiera de las partes podía rescindir.

La posición del Gobierno de Costa Rica sería favorable a Telefónica de cara al posible juicio.

Fuentes del mercado señalaron que tras la ruptura estaría la decisión de Millicom de proteger su caja, en un momento complicado a causa de la crisis. La compra está valorada en 570 millones de dólares (unos 503 millones de euros a fecha del acuerdo), cifra que equivale a más del 20% de la actual capitalización bursátil de Millicom.

Caída en Bolsa

De momento, Millicom ha sufrido un duro castigo en los mercados financieros. Las acciones de la compañía sufrieron ayer una fuerte caída, registrando por momentos bajadas de más del 10%, y acumulan desde enero una bajada de casi el 50%.

Millicom presentó ayer sus cuentas trimestrales, y uno de los mensajes principales fue su decisión de priorizar en la preservación de la liquidez y la posición financiera. La compañía comunicó la suspensión del dividendo y la recompra de acciones. Millicom indicó que tiene una posición de liquidez de 1.700 millones de dólares. Es decir, el pago de los citados 570 millones por la filial de Telefónica en Costa Rica supondría el desembolso de su actual posición de liquidez.

La compañía registró unos ingresos de 1.500 millones de dólares, un 5,1% más, gracias a las adquisiciones de Cable Onda en Panamá y la filial de Telefónica en Nicaragua.

Normas
Entra en El País para participar