Kutxabank gana un 13,4 % menos tras dotaciones de 145 millones

La provisión trimestral es superior a la realizada durante todo 2019

Gregorio Villalabeitia, presidente de Kutxabank.
Gregorio Villalabeitia, presidente de Kutxabank.

Kutxabank ha reducido un 13,4 % sus beneficios en el primer trimestre, tras ganar casi 92 millones netos. En el resultado ha impactado el aumento de las dotaciones realizadas en el arranque del año para cubrir los posibles deterioros derivados del Covid-19. Sus provisiones hasta abril han alcanzado los 145 millones, cinco millones por encima de la cobertura que el banco aplicó en todo el ejercicio anterior. 

El grupo que preside Gregorio Villalabeitia ha canalizado 1.330 millones desde mediados del pasado marzo como financiación a las familias y a las empresas afectadas por la pandemia. En paralelo, ha abierto una línea de préstamos pre concedidos de 26.000 millones.

En estos días de confinamiento, Kutxabank ha duplicado el volumen de gestiones por banca electrónica. Un 25 % de los créditos al consumo se han formalizado por la vía on line. Como añadido, el 70 % de las sucursales de la entidad siguen abiertas.

Pese a un entorno muy negativo que ha frenado el desarrollo de la economía en el último tramo del primer trimestre, Kutxabank ha crecido un 2,2 % en recursos administrados y un 2,9 % en inversión crediticia. En productos fuera de balance ha captado 489 millones netos, sobre todo en fondos de inversión, y se ha situado como el quinto operador del sector nacional en este segmento.

Al pasado 31 de marzo, situó su ratio de solvencia Core Tier I en el 16,6 %, el mejor del negocio bancario en España, y rebajó la tasa de mora al 2,95 %.

Kutxabank registró un descenso del 1,1 % en los ingresos recurrentes, al contabilizar 263 millones. Las comisiones y el negocio de seguros aportaron 126,8 millones, tras un ligero incremento, del 0,9 %.

Entre los atípicos, el banco cerró en marzo la cesión a Cecabank de su actividad de depositaría de fondos de inversión, fondos de pensiones y planes privados de jubilación. La aportación de las participadas, vía dividendos y puesta en equivalencia, creció un 1,3 %, al alcanzar los 25,1 millones. Con estos apoyos, el margen bruto subió un 44,7 %, hasta 425 millones.

Con un recorte del 2,4 % en los gastos de administración en el primer trimestre, hasta 146 millones, el banco ha aumentado un 4,3 % su partida de amortizaciones tras las inversiones realizadas en los canales digitales.

 

Normas
Entra en El País para participar