Credit Suisse otorga un potencial del 70% a Santander

Aconseja sobreponderar frente al 18% de los analistas que recomienda comprar acciones de la entidad

Banco Santander
Ana Botín, presidenta de Banco Santander REUTERS

La banca acapara la atención de los inversores. A lo delicado de la situación se suma la temporada de resultados. Las entidades financieras están publicando las cuentas del primer trimestre. La situación para el sector en Europa era delicada antes de la pandemia. Con los tipos a cero las entidades tenían muy limitada su capacidad para generar ingresos y mientras todos aguardaban con expectación la esperada de subida de tipos, la nueva realidad económica derivada del Gran Confinamiento ha dado al traste con las esperanzas.

Ante este nuevo escenario y las previsiones de que la paralización de las economías provocará una crisis no vista desde la Gran Depresión, las entidades aprovechan para realizar provisiones con las que afrontar la postpandemia. Santander, que ayer publicó sus resultados es un buen ejemplo de esto. La entidad recortó su beneficio un 82% tras provisionar 1.600 millones por el Covid-19. Sin esta dotación sus ganancias habrían aumentado ligeramente.

Después de que los inversores pusieran en precio ayer las cuentas de los tres primeros meses del año, ahora llega el turno de los analistas que siguen el valor. El departamento de análisis de Credit Suisse ha sido uno de los primeros. Los expertos de la firma, que a mediados de abril recortó el precio objetivo de la entidad desde los 4,5 euros por acción a los 3,5 euros, prosiguen esta tendencia y lo sitúa ahora en los 3,4 euros. El recorte esta vez es mucho más moderado y a pesar de ello continúa concediendo potencial a la entidad que preside Ana Botín. Desde los precios actuales el margen de revalorización del banco español el potencial de revalorización alcanzaría el 61,9% después de que ayer Santander los dos euros por acción. Junto a esta valoración, el Credit Suisse aconsejan sobreponderar y todo a pesar de que en lo que va de año, la entidad que preside Botín se deja en Bolsa un 44%.

Los expertos del banco suizo aprovechan y rebajan su previsión de ingresos netos para los próximos tres ejercicios. Los analistas prevén que aumenten un 27% en 2020 y un 7% en los siguientes dos años. Como principales riesgos apuntan a un aumento del coste del riesgo, la depreciación de las divisas latinoamericanas, en particular el real brasileño y el peso mexicano, y que una migración de crédito acabe generando un impacto mayor el capital de la entidad.

Junto a Credit Suisse, otras firmas de análisis que han aprovechados la presentación de resultados de Santander para actualizar sus previsiones. Una de ellas es Société Générale que aconseja comprar títulos de la entidad y establece como precio objetivo los 3,1 euros. Por su parte, Deutsche Bank aconseja mantener las acciones en cartera y fija como precio objetivo los 3,08 euros.

El optimismo respecto a Santander es la tendencia imperante dentro del consenso de los analistas consultados por Bloomberg. De las 30 firmas que siguen al valor, 18% aconsejan comprar acciones; el 8% cree que lo mejor es mantener las acciones en cartera y el 4% recomienda vender. Junto a esto, el precio objetivo del consenso son los 2,91 euros por acción, valoración que implica un potencial de subida del 38,6%.

Normas
Entra en El País para participar