Ford se anota unas pérdidas trimestrales de 1.830 millones

La facturación del fabricante estadounidense cayó un 15% hasta marzo por el impacto del Covid-19

Logo de Ford.
Logo de Ford. AFP

Ford se anotó unas pérdidas netas de 1.993 millones de dólares (1.833 millones de euros) durante el primer trimestre del año, en comparación con los 1.146 millones de dólares (1.054 millones de euros) que ganó en el mismo periodo de 2019, debido al impacto del Covid-19.

Hasta marzo, el fabricante estadounidense facturó 34.320 millones de dólares (31.570 millones de euros), un 15% menos, y registró un rendimiento operativo negativo de 1.558 millones de dólares (1.433 millones de euros).

La división de Automoción de la firma del óvalo contabilizó unas pérdidas netas en lo que va de año de 398 millones de dólares (366 millones de euros), tras ingresar 31.340 millones de dólares (28.836 millones de euros).

Por su parte, el área de Movilidad perdió 254 millones de dólares (233 millones de euros) después de facturar apenas 13 millones de dólares (11,9 millones de euros), mientras que la división financiera ganó 21 millones de dólares (19 millones de euros).

"Los empleados de Ford tratan de mantenerse seguros a sí mismos y de limitar la propagación del virus para proteger a los trabajadores de la salud y a los de los supermercados y cuidar a los clientes", ha subrayado el consejero delegado de Ford, Jim Hackett.

Para apuntalar sus reservas de efectivo ante el impacto de la crisis sanitaria, Ford ha acudido a los mercados de deuda, ha suspendido el reparto de dividendo y utilizará dos líneas de crédito que suman hasta 15.400 millones de dólares (14.260 millones de euros). La compañía disponía de 30.000 millones de dólares (27.498 millones de euros) de liquidez a 9 de abril.

"Hemos tomado medidas decisivas para reducir nuestros costes y gastos de capital y hemos fortalecido nuestro balance y optimizado nuestra flexibilidad financiera", ha señalado el director financiero de Ford, Tim Stone.

Vuelta al trabajo

Al igual que el resto de fabricantes, se vio obligado a cerrar plantas debido al coronavirus. La planta de Ford Almussafes (Valencia) volverá a fabricar vehículos el 4 de mayo. También se reanudará la producción el próximo lunes en los centros de montaje de vehículos de Saarlouis, en el de motores de Colonia -ambos en Alemania- y en los de automóviles y motores de Craiova (Rumanía).

Por su parte, la fabricación de motores en Valencia se volverá a poner en marcha el 18 de mayo, mientras que en Dagenham y Bridgend (Reino Unido) aún tendrá que esperar.

La empresa ha señalado que la producción comenzará a un nivel bajo, dando prioridad a los pedidos de vehículos ya vendidos. La cadencia de fabricación de las plantas se irá incrementando gradualmente durante los próximos meses.

Para la vuelta al trabajo, Ford España tiene previsto presentar un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) por causas organizativas y productivas ante la vuelta a la actividad. En este ajuste son susceptibles de entrar hasta 7.095 empleados -de una plantilla de 7.211 personas y se aplicaría de forma escalonada: 2.700 empleados a principios de mayo, 1.500 a finales de mes y cerca de 1.100 en junio.

Ford España alega que no hay trabajo para toda la plantilla en la vuelta al trabajo después de un mes y medio de parón y que hay que dar cobertura a los empleados que son grupo de riesgo -que no se podrán reincoporar-. La empresa prevé un descenso de la producción de unos 13.200 vehículos en mayo, 3.200 en junio y 1.300 en julio.

La compañía también ha planteado prorrogar hasta el 31 de mayo el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) de extinción que lanzó a principios de marzo -antes de que estallase en España la crisis del coronavirus- por un reajuste en la producción y que afecta a unos 400 trabajadores.

La dirección de la factoría de Ford Almussafes acordó con los sindicatos UGT y CC OO un ERTE por causa de fuerza mayor para la totalidad de la plantilla una vez que el Gobierno decretó el estado de alarma por el Covid-19 y que concluye el 3 de mayo. La empresa se comprometió a complementar la prestación por desempleo hasta el 80% del salario real, incluidos los complementos, el 100% de las vacaciones, pagas extras, gratificación especial y antigüedad.

Ford Almussafes fabrica los modelos Kuga, Mondeo, Transit Connect y Tourneo Connect, S-Max y Galaxy. A partir de 2021, también acogerá la producción de las versiones híbridas y enchufables del Kuga y del Mondeo, así como las variantes eléctricas del S-Max y del Galaxy, mientras que, desde septiembre de este año, tendrá un centro de ensamblaje de baterías.

Protocolo santiario

La firma norteamericana implementará una lista de estándares globales en todos sus centros ante la vuelta a la actividad. El uso de mascarilla será obligatorio, mientras que las pantallas de protección facial se usarán en áreas de producción donde no se pueda cumplir con el distanciamiento social.

Además, se le comprobará la temperatura a todas las personas que entren a las fábricas con un equipo de escaneo. La empresa proporcionará a todos los empleados equipos de protección personal: mascarillas, termómetro reutilizable y otros artículos de higiene.

Los empleados de departamentos no productivas también regresarán -de manera gradual- a sus puestos de trabajo el 4 de mayo. Tendrán prioridad todos aquellos que participen en actividades de planificación de reactivación y áreas críticas de negocio. Por su parte, todos los que puedan teletrabajar lo seguirán haciendo por el momento.


 

Normas
Entra en El País para participar