El Ibex sube un 1,55% y con la ayuda de los bancos recupera los 6.800

BBVA lidera los ascensos del sector financiero y suma un 8,97%

Ibex 35
Operador en una firma de valores en Seúl, EFE

El petróleo y los planes de los Gobiernos para proceder a la reapertura de las economías centraron la atención de unos inversores que empiezan a pensar ya en el escenario postpandemia. En Europa los mercados amanecieron con una nueva caída del West Texas, el petróleo de referencia en EE UU. Esto fue suficiente para sembrar las dudas durante los primeros minutos de negociación, incertidumbres que pesaron con fuerza en la Bolsa española. El Ibex 35 comenzó la sesión en negativo, pero conforme avanzaba la jornada la alegría se extendió poco a poco por el mercado y con la ayuda esta vez de la banca el selectivo llegó a registrar subidas cercanas al 2%. Al cierre y con el giro bajista en Wall Street, el índice español moderó los ascensos y concluyó un alza del 1,55%, suficiente para conservar la cota de los 6.800 puntos que conquistó a lo largo de la jornada.

A pesar del giro bajista de Wall Street, la banca ha continuado haciendo gala de la resistencia mostrada este martes. Coincidiendo con la publicación de los resultados de Santander, el sector financiero se ha convertido en el revulsivo de la Bolsa española. Aunque la entidad que preside Ana Botín ha visto como el beneficio ha caído un 82% tras provisionar 1.600 millones por el Covid-19. De no haberse producido este extraordinario las ganancias habrían aumentado un 1%. Los inversores prefirieron agarrarse a la parte positiva como es la capacidad para generar ingresos y tras un comienzo de jornada dubitativo (las subidas se limitaban al 0,13%), Santander concluyó con un ascenso del 4,78% que le sirvió para recuperar los dos euros por acción.

No obstante, los mayores ascensos de la banca y del Ibex en general los protagonizó BBVA, que subió un 8,97%. Muy cerca se situó Bankinter (8,57%). Más moderados fueron las subidas de CaixaBank, Sabadell y Bankia, que se limitaron al 2,87%, 1,61% y 0,81%, respectivamente. Las subidas de la banca se producen después de que la Comisión Europa haya propuesto relajar temporalmente las exigencias de capital, una medida que se enmarca dentro de las directrices de Bruselas para animar a los bancos a expandir los créditos a los hogares y empresas afectados por el coronavirus. Esta semana, además, el sector financiero centrará la atención de los inversores con la reunión del BCE y la presentación de cuentas de la gran banca como principales catalizadores.

Además de los bancos también sobresalieron las subidas de Merlin Properties (4,96%), ACS (4,64%), Acerinox (3,42%) y ArcelorMittal (3,19%). En el lado opuesto se situaron Ence (-2,58%), Meliá (-2,41%), Inditex (-1,93%) y Mediaset (-1,88%), que fueron los valores más castigados. El grupo tetxil fue de hecho el lastre de la jornada después de que los analistas de Banco Sabadell le hayan recortado su recomendación a vender.

Las subidas de hoy no se limitaron a la Bolsa española. El resto de mercados europeos también se sumó a la corriente alcista. El Dax alemán subió un 1,27%; el Cac francés, un 1,43%; el FTSE británico, un 1,91% y el Mib italiano, 1,71%. Por su parte, Wall Street que comenzó la jornada en positivo fue perdiendo fuerza y al cierre de los mercados europeos, el Nasdaq se deja un 0,84%. El Dow Jones y el S&P 500 consiguen mantener las subidas a pesar de la debilidad de los datos macroeconómicos. Entre ellos destaca la confianza del consumidor en el mes de abril que cae a los 86,9 puntos, el peor dato desde mayo de 2014 o índice Richmond que mide la salud del sector manufacturero en esa región. El índice cae a los -53 puntos.

En Europa todos los sectores a excepción del sanitario (-12%) registraron subidas. De hecho fueron los de corte más cíclico los que más subieron. Por encima de todos destacó el bancario (4,86%) en una jornada en la que además de Santander también presentaron sus cuentas UBS (7%) y HSBC (1,145). Junto al bancario el asegurador (4,57%) y el de gas y petróleo (2,73%) lideran el ranking.

Las subidas en la Bolsa son un muestra de que los inversores buscan aferrarse a las noticias positivas y a los planes de desconfinamiento, aunque la caída del petróleo vuelve a poner de manifiesto que la gravedad de la coyuntura que vive el planeta. Cada día son más los expertos que dudan de que los recortes de la OPEP sean suficientes para reducir el exceso de oferta. Mientras tanto los inversores no dudan en deshacer sus posiciones en el crudo. El mejor ejemplo lo representa en las últimas horas el mayor fondo cotizado (ETF) del mundo ha anunciado que venderá todas sus posiciones sobre el contrato de junio para evitar recaer en pérdidas. Al cierre de los mercado europeos el WT cae un 7%, descenso que se suma al -24,56% que registró ayer y el Brent sube un 0,55%, hasta los 20,1 dólares por barril.

Por si los inversores no tuvieran demasiados focos a los que prestar atención esta semana además será el turno de los bancos centrales. Después de las medidas puestas en marcha por la Fed los expertos esperan que la reunión de este mes se salde sin cambios. Jerome Powell esperará a ver la eficacia de las iniciativas adoptadas antes de gastar más cartuchos. De quien sí se espera más actividad es del BCE. Después de que la semana aceptara la deuda high yield como garantía en las subastas de liquidez a la banca, todas las miradas están puestas ahora en que la institución siga los pasos de la Fed abra la mano para comprar deuda que tenga calificación de bono basura (por debajo del grado de inversión).

La rentabilidad de la deuda periférica sigue disfrutando de la tranquilidad lograda después de que S&P decidiera el lunes mantener sin cambios el rating de Italia, situándolo dos españoles por encima del grado de no inversión. El rendimiento del bono español a 10 años baja al 0,84% desde el 0,89% de ayer y el italiano pasa del 1,76% al 1,739%. Estos descensos también se dejan sentir en sus primas de riesgos. La española cae tres puntos básicos hasta los 131 y la italiana un, hasta los 220.

Normas
Entra en El País para participar