Economía

Comercios y restaurantes podrán reabrir al público desde el 11 de mayo con severas restricciones de aforo

Los gimnasios podrían abrir en la primera fase de desescalada también con condiciones

Comercios y restaurantes podrán reabrir al público desde el 11 de mayo con severas restricciones de aforo

Las cuatro fases de desescalada que plantea el Gobierno para llegar a lo que insistentemente llama la "nueva normalidad" plantea una vuelta a la actividad muy gradual y con importantes restricciones de aforo para dos sectores clave: el comercio minorista y la restauración y hostelería. Ambos no reabrirán de manera generalizada al público hasta la primera fase, que debería comenzar el 11 de mayo salvo en las islas de La Graciosa, El Hierro y La Gomera (Canarias) además de en Formentera (Baleares), donde se iniciará el cuatro de mayo. Eso sí, la fase cero contempla algunas excepciones. 

En esta, que comenzará el próximo lunes, podrán empezar a abrir comercios que puedan dar servicio con cita previa y atención individual, contando con mostrador, mamparas o garantizando las medidas de separación siempre que esto no sea posible. "Cuando el servicio profesional requiera tener contacto con el cliente será obligatorio el uso de medidas de protección como mascarilla o guantes", establece el texto. Esto incluiría, por ejemplo, a peluquerías, ferreterías, o cualquier otro tipo de negocio que permita adaptarse a una atención individualizada con cita previa.

Una condición que desaparece en la fase 1, que comenzaría el 11 de mayo si se van cumpliendo los condicionantes que fija el Gobierno respecto al desarrollo de la epidemia. Desde entonces la apertura comercial sería generalizada, incluyendo por ejemplo tiendas de ropa, aunque excluye a los comercios que están dentro de centros comerciales salvo aquellos que ya exceptuaba el real decreto del estado de alarma. Sin embargo, aquí comienzan las limitaciones. El aforo estará limitado al 30%, se deberá garantizar una distancia mínima de dos metros entre clientes o, cuando no sea posible, solo podrá haber un cliente en el establecimiento. Además, deberán establecer un horario de atención preferente para personas mayores de 65 años. Al menos en la documentación inicial remitida por Moncloa no se indican otro tipo de aspectos como la protección que deberán llevar los trabajadores o los propios clientes.

En esta fase, el Gobierno también contempla que vuelvan a abrirse mercadillos al aire libre a propuesta de los ayuntamientos "con condiciones de distanciamiento entre puestos" y una "delimitación del mercado ambulante para correcto control del aforo por las fuerzas de seguridad", dice la documentación. Estos mercadillos tendrán una limitación inicial del 25% de los puestos que normalmente se instalan, o un aumento de la superficie . Limitación inicial al 25% de los puestos habituales o aumento de superficie para asegurar las distancias.

En la fase 2, que comenzaría el 25 de mayo en el mejor de los casos, ya se establece la apertura de los centros y parques comerciales aunque prohibiendo la permanencia en zonas comunes o áreas recreativas, que solo serán zonas de paso.

Para todos los comercios el aforo podrá crecer hasta el 40% del total, siempre garantizando los dos metros de distancia y los horarios para los mayores de 65 años. En los mercadillos, lo que era una limitación del 25% a los puestos pasará a ser del 33% de los habituales. También podrán abrir autoescuelas o academias.

La tercera fase comenzaría el 8 de junio, siempre que se cumpla el escenario más optimista. Aquí las novedades son que las zonas comunes y recreativas de los centros comerciales podrán utilizarse, y que las restricciones de aforo serán de la mitad de lo habitual, siempre conservando dos metros de distancia. También crecerán hasta el 50% los puestos de los mercadillos.

¿Qué pasa con los restaurantes?

La restauración y hostelería también tendrán un proceso de reapertura muy progresivo.

En la fase cero, desde el lunes 4, se permitirá la recogida de comida en los locales. El real decreto del estado de alarma permitía la entrega el domicilio, pero no la recogida. Seguirá estando prohibido permanecer y consumir en el propio establecimiento. "

En la fase 1 sí se podrá consumir en las terrazas, no dentro de los locales. Estas terrazas, además, tendrán un aforo limitado al 30% de lo que establecía la licencia municipal. "Podrían tener mayor número de mesas si el ayuntamiento permite más espacio disponible, respetando la proporción mesas/superficie del 30% y con un incremento proporcional de espacio peatonal en el mismo tramo de la vía pública", establece el plan.

Para la segunda fase (desde el 25 de mayo de cumplirse los parámetros) sí se podrá consumir dentro de los locales, pero solo en mesa y no en barra, y con una limitación de un tercio del aforo.

Aquí no están incluidas las discotecas ni los bares nocturnos. Estos deberán esperar hasta una tercera fase, con un aforo limitado a un tercio. El resto de negocios de hostelería, restaurantes y cafeterías, podrán completar hasta el 50% del aforo. Ya se podrá consumir en barra, pero con una separación mínima de 1,5 metros entre los clientes.

Y en las terrazas, la limitación será del 50% de las mesas fijadas por la licencia habitual. "Podrían tener mesas si el ayuntamiento permite más espacio respetando la proporción mesas/suerficie del 50%", dice el texto.

Hostelería de España, la principal patronal del sector, valora en una nota que las medidas "han sido precipitadas, con falta de consenso del sector y con muchas incógnitas por despejar". "El plan de desescalada anunciado genera mucha preocupación en el sector, por la falta de medidas que lo complementen y que permitan una certeza en la continuidad del funcionamiento de sus negocios, con su actividad normal seriamente afectada", dice la asociación.

Los gimnasios

Otro sector expectante respecto a su vuelta a la actividad son los gimnasios y centros deportivos. Estos, según la guía difundida por el Gobierno, podrían abrir en la fase uno permitiendo actividades deportivas con cita previa y siempre que no implique "contacto físico ni uso de vestuarios". Aqui también pueden abrir instalaciones al aire libre para practicar deportes como el atletismo o el tenis.

En la segunda fase se habla de la apertura de "instalaciones deportivas en espacios cerrados sin público (solo para practicar deportes en los que no exista contacto o el riesgo de contagio sea bajo)", y en la tercera se incluye "un máximo de 1/3 del aforo de gimnasios, sin uso de vestuarios".

Normas
Entra en El País para participar