Coronavirus

EE UU aprueba un nuevo paquete de estímulos por 440.000 millones

Las ayudas a empresas y hospitales, pendientes solo de la firma de Turmp

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nacy Pelosi.
La presidenta de la Cámara de Representantes, Nacy Pelosi. REUTERS

El Congreso de Estados Unidos ha aprobado un plan de rescate de 440.000 millones de euros para ayudar a los hospitales y pequeñas empresas frente al coronavirus, que ha paralizado la economía y ha dejado sin empleo a 26 millones de personas en las últimas cinco semanas. La votación se produjo en la Cámara de Representantes, en un ambiente tenso en el que demócratas y republicanos intercambiaron reproches y que se alargó varias horas más de lo previsto debido a que los legisladores tuvieron que votar en turnos para evitar aglomeraciones.

La iniciativa recibió el aval de 388 de los 435 legisladores y solo recibió cinco votos en contra, entre ellos los de la congresista demócrata Alexandria Ocasio-Cortez, que representa parte de los barrios de El Bronx y Queens en Nueva York, los más castigados por la pandemia.

Ocasio-Cortez, la congresista más joven de la historia de Estados Unidos, fue la única miembro de su partido que rechazó la medida al considerar que es insuficiente porque, por ejemplo, no incluye ayuda para quienes tienen dificultades para pagar su alquiler o hipoteca. Para convertirse en ley, el paquete solo necesita la firma del presidente estadounidense, Donald Trump, quien ya ha indicado su disposición a una rápida ratificación.

La iniciativa incluye 291.000 millones de euros en préstamos con interés bajo para pequeñas y medianas empresas, 68.000 millones para hospitales y 23.000 millones para incrementar el número de test que se hacen a nivel nacional.

En principio, los republicanos querían que la propuesta sirviera solo para ayudar a pequeños negocios, pero los demócratas lograron que se incluyeran fondos para hospitales y pruebas para detectar el virus. Se trata del cuarto plan de rescate aprobado por el Congreso, de manera que hasta ahora se han destinado casi tres billones de dólares a paliar los estragos económicos del virus.

Este mismo jueves, el Departamento de Trabajo anunció que más de 26 millones de personas han solicitado el subsidio de desempleo en las últimas cinco semanas, en una señal de la gravedad del impacto económico de la pandemia, que ha acabado con los puestos de trabajo que se crearon tras la crisis del 2008.

En las últimas semanas, Estados Unidos se ha convertido en el foco central de la pandemia con más de 856.200 casos y 47.272 fallecidos, según los últimos datos de la Universidad Johns Hopkins.

Normas
Entra en El País para participar