Los ‘servicers’ bancarios impulsarán campañas de descuento en vivienda ante la crisis

Estas plataformas lanzan iniciativas para captar clientes en el confinamiento

La caída en precios podría llegar al 20% en casas de segunda mano

Cartel colgado en un edificio que indica que el inmueble está en venta durante el día 40 de confinamiento.
Cartel colgado en un edificio que indica que el inmueble está en venta durante el día 40 de confinamiento.

Descuentos del 70% en pisos, ventas especiales de casas con jardín o reservas sin penalización. Son ejemplos de campañas comerciales que los conocidos como servicers, las plataformas con activos procedentes de la banca, mantienen en pleno confinamiento y que se verán reforzadas para atraer clientes en los próximos meses ante el enfriamiento de la economía por la crisis post-Covid y el esperado desplome en los precios de vivienda de segunda mano.

“A nivel general, un descenso del PIB entorno al 8% como se está barajando actualmente puede impactar sobre los precios de la vivienda entre un 20% y un 30%, aunque todavía es pronto para aventurarse a hacer ninguna predicción dada la gran volatilidad del mercado”, opina Isidro Soriano, director ejecutivo de venta de activos en Servihabitat, compañía controlada por el fondo Lone Star y Caixa. “La duración del confinamiento, la previsión de un desconfinamiento muy gradual y los últimos datos macroeconómicos que nos llegan nos hacen pensar, cada vez más, que la recuperación no se presentará en forma de V”, vaticina.

Estas compañías gestionan miles de activos procedentes de la banca y de la Sareb, muchos de ellos todavía procedentes de la anterior crisis. Es habitual el uso de campañas de descuento como gancho para los compradores, pero los expertos consultados creen que se reforzarán a partir del final del confinamiento debido a la rebaja de la actividad que se espera por el rápido incremento del desempleo. Por el parón temporal, la propia Servihabitat negocia un ERTE (expediente de regulación de empleo) y justo antes de la crisis Haya Real Estate cerró un ajuste de empleo.

“Es demasiado pronto para evaluar el impacto en el sector inmobiliario de la crisis del Covid-19. Continuamos operando aunque con niveles inferiores a los habituales. Las medidas de apoyo a familias y empresas por parte del Banco Central Europeo y el Gobierno tendrán sin duda sus efectos sobre la recuperacion económica”, apunta, por su parte, Eduard Mendiluce, consejero delegado de Anticipa y Aliseda, ambas plataformas propiedad de Blackstone.

“Por nuestras estimaciones, entendemos que esta situación extraordinaria tendrá impacto en los precios, sobre todo porque la compra de una vivienda es cada vez una decisión más meditada y la respuesta de los compradores tras la Covid-19 no será inmediata, así que es muy probable que se tenga que producir un ajuste para recuperar cuanto antes esa demanda y activar el mercado inmobiliario”, indica Gregorio Martín-Montalvo, director general de Solvia, empresa de Intrum. Esta firma ha lanzado el portal web Abrelaventana.es, que incluye distintos tipos de ofertas, desde casas en la montaña, garajes y trasteros o vivienda en curso. “Estamos trabajando intensamente en nuevas campañas para que, una vez que la actividad arranque, volvamos con fuerza y con campañas especiales y beneficiosas para los futuros compradores”, añade.

Campañas comerciales

Haya tiene en marcha la campaña Casa pedida, casa concedida con descuentos de hasta el 60%, y hasta el 70% en Castilla-La Mancha y Extremadura en 1.400 inmuebles con descuentos de hasta el 70% en otra acción junto a Liberbank.

Altamira, servicer de DoBank y Santander, ha lanzado, aprovechando el confinamiento, una venta de 3.000 casas con terraza, además de reservas online por 300 euros en ocho promociones de vivienda nueva y rutas virtuales por 390 promociones.

Servihabitat, por su parte, permite que los clientes reserven su residencia sin penalización en el caso de no estar convencidos en el momento de visitar la casa.

Aliseda también ofrece reservas por 500 euros con garantía de devolución y gastos de notaría gratis.

“Confiamos en que el potencial del inmobiliario como valor refugio en momentos de volatilidad o incertidumbre continúe dinamizando la actividad del sector cuando se supere la emergencia sanitaria”, apuntan desde Haya Real Estate, servicer controlado por Cerberus. “Respecto a los compradores minoristas, creemos que aquellas personas que estaban buscando una vivienda antes de la crisis y que no hayan sufrido en exceso sus consecuencias en términos económicos, retomarán esa búsqueda”, creen.

Normas
Entra en El País para participar