Materias primas

Arabia Saudí contempla desviar a otros mercados buques con crudo si EE UU los veta

Unos 40 millones de barriles de petróleo saudíes van camino de Estados Unidos, que estudia bloquearlos antes de que desembarquen en los puertos

Un carguero de petróleo en un astillero en el río Yangtze.
Un carguero de petróleo en un astillero en el río Yangtze. AP

Arabia Saudí valora reubicar millones de barriles de petróleo que en estos momentos se dirigen en barcos cisterna a Estados Unidos en caso de que Donald Trump decida vetarlos, según fuentes comerciales citadas por Reuters. Se trata de unos 40 millones de barriles de crudo saudí que llegarán a la costa de Estados Unidos en las próximas semanas en un momento de alta presión en el mercado del petróleo, que tiene problemas para almacenar una cantidad cada vez mayor de barriles que no se consumen por la demanda deprimida por el coronavirus.

La administración Trump ha dicho en los últimos días que estudia bloquear los cargamentos saudíes o imponer tarifas. Fuentes navales señalan a Reuters que Arabia buscó opciones de almacenamiento de su crudo tras fletas los barcos el pasado mes, pero muchas firmas se negaron por el auge de las tarifas y porque no querían tener barcos varados. Otras fuentes afirman que Arabia Saudí valora nuevos destinos para estos excedentes de crudo en caso de que Trump corrobore sus amenazas.

Varios comerciantes de petróleo en mercados europeos y asiáticos dijeron que se espera que los sauditas deriven los cargamentos a otros mercados en caso de hacerse efectivo el veto de Trump. Una medida que ejercería enorme presión sobre los tanques de almacenamiento de ambas regiones. "Europa parece hasta arriba, pero seguro que si los saudíes ofrecen los cargamentos a precios baratos, los compradores los aceptarán", afirma una fuente a cargo de una empresa de comercio internacional. "Algunos todavía tienen algo de espacio o se prestarán a mantenerlo a flote por un tiempo". Otra empresa comercializadora de petróleo en Asia explica que esperan que parte del cargamento saudí se reconduzca a ese continente de confirmarse el veto estadounidense. 

El hundimiento de la demanda a raíz del coronavirus y las dificultades para localizar espacios donde almacenar los excedentes de crudo han sido los factores que han llevado a EE UU a considerar esta medida. El senador republicano Ted Cruz expresó en Twitter: "Mi mensaje a los saudíes: den la vuelta con los petroleros". Datos de navegación mostraron que 19 superpetroleros, cada uno con capacidad para mover dos millones de barriles, se dirigen a terminales de EE UU, sobre todo del Golfo. Esa información apunta que tres se encuentran anclados frente al Golfo.

"Esto puede resultar muy costoso para Arabia Saudí porque pase lo que pase con los cargamentos y los buques cisterna, habrá que pagar la sobreestadía", dijo una fuente naviera, que añade: "Aunque es una apuesta cara para los saudíes, el cese de la producción habría resultado aún más costoso". Esos costes de demora o sobreestadía se calcula que alcanzan los 250.000 dólares diarios según tarifas del mes pasado, cuando se reservaron muchos barcos.

Las tarifas diarias de los buques cisterna se dispararon a casi 300.000 dólares el mes pasado y aunque se han reducido a 150.000 dólares diarios esta semana, siguen siendo importantes y se sumarían a otros costos, incluido el seguro si los buques se retrasan.

Normas
Entra en El País para participar