Catalana Occidente suspende el dividendo complementario

Los accionistas van a cobrar "la mitad de lo previsto"

Catalana Occidente suspende el dividendo complementario

El grupo asegurador Catalana Occidente ha decidido suspender el pago del próximo dividendo, siguiendo la recomendación de los supervisores nacionales e internacionales, que han pedido que se priorice la solvencia.

El consejo de administración de la firma, reunido hoy, ha decidido suspender el acuerdo sobre el pago del dividendo complementario que estaba previsto someter a la junta de accionistas del próximo 30 de abril.

Además, el consejo ha acordado distribuir un cuarto dividendo a cuenta de los resultados de 2019, por un importe de 0,20285 euros por acción. Este importe equivale a la mitad del dividendo complementario originariamente propuesto.

El grupo había anunciado en febrero un aumento del 10% del dividendo complementario que se pagaría el 13 de mayo y con el que se esperaba repartir un total de 105,85 millones de euros, en dividendos con cargo a 2019.

Con los acuerdos anunciado hoy, Catalana Occidente habrá distribuido cuatro dividendos a cuenta por un total de 81,5 millones de euros, lo que representa un 'pay-out' del 21%.

El director general del Grupo Catalana Occidente, Francisco Arregui, explica que esta decisión se ha tomado "teniendo en consideración tanto de los supervisores como el principio de prudencia y discrecionalidad empresarial que debe gobernar las actuaciones del consejo, especialmente ante una crisis sanitaria sin precedentes".

El grupo asegurador, controlado por la familia Serra, obtuvo un beneficio en 2019 de 424,5 millones de euros, lo que supone un aumento del 9,9% respecto al año anterior. La facturación creció un 5%, hasta los 4.547,7 millones. La multinacional opera en el segmento del seguro tradicional con las marcas Catalana Occidente, Nortehispana, Segurios Bilbao y Plus Ultra, y en seguros de caución con las marcas Atradius, y Crédito y Caución.

Tanto la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones (DGSFP) como la Autoridad Europea de Seguros y Planes de Jubilación (Eiopa, por sus siglas en inglés), habían pedido al sector que fuera cauto en la retribución a los accionistas.

La agencia de calificación crediticia Standard & Poor's emitió un comunicado la semana pasada asegurando que este tipo de decisiones de recortar el dividendo por parte de la industria aseguradora no conllevaría una degradación automática de su deuda. "Este tipo de decisiones no implica que las compañías tengan problemas de capital o de efectivo", explicaba la firma.

Normas
Entra en El País para participar