El Ejecutivo amplía los supuestos de ERTE y prorroga dos meses el teletrabajo

El real decreto también protege a los despedidos en periodo de prueba

La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz.
La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz. EFE

El Consejo de Ministros ha aprobado este martes un nuevo real decreto de medidas urgentes complementarias que acompañan a las normas consensuadas previamente para apoyar la economía y el empleo, gravemente dañados por la crisis del coronavirus. En este nuevo paquete se incluyen varios puntos de carácter laboral, como la prolongación durante dos meses del teletrabajo en aquellas empresas que pueden permitírselo, el reconocimiento de la prestación de paro para los despedidos en el periodo de prueba y supeditar el pago de impuestos a la consecución de financiación avalada por el Estado. También, ha señalado la ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, se ha convocado una mesa de diálogo en la que estarán presentes los agentes sociales, tanto la patronal como los sindicatos, y que tendrá lugar el próximo jueves.

El Ejecutivo ha lanzado un paquete con un total de 30 puntos. “Este Real Decreto tiene medidas horizontales para dar respuesta a esta nueva fase de la extensión del estado de alarma. Actúa en cuatro vertientes: el empleo, la liquidez empresarial, beneficiando en especial a autónomos y pymes, las medidas fiscales y, en último lugar, hay un paquete para sectores muy concretos”, ha explicado la vicepresidenta de Asuntos Económicos, Nadia Calviño.

El teletrabajo, una de las recomendaciones que lanzan organismos de diversa índole como la Organización Mundial de la Salud (OMS) o la Comisión Europea, se prolongará durante dos meses pasado el estado de alarma en aquellos sectores que así puedan operar. “Hemos prorrogado esta medida porque vemos que es un mecanismo tremendamente eficaz para continuar la actividad económica y prevenir los contagios”, ha detallado Calviño. Por ello se han puesto en marcha varias medidas para apoyar económicamente a todas esas empresas que están invirtiendo para adoptar estos métodos de trabajo, principalmente las pymes. A su vez, se ha aprobado la prorrogación, también durante dos meses, de la adaptación del horario y la reducción de jornada para el cuidado de hijos o mayores.

Habrá, a su vez, una nueva prestación laboral para las personas despedidas en pleno periodo de pruebas y para aquellas que hayan dejado un trabajo por otra oferta que finalmente haya decaído debido a la crisis. La norma contempla a los trabajadores cuyos contratos se extinguieron, estando en periodo de prueba, a partir del 9 de marzo, y a quienes voluntariamente, desde el 1 de marzo, cesaron su contrato de trabajo por contar con otra oferta laboral en firme que finalmente decayese. “Se completa el derecho de acceso a las prestaciones para un conjunto de trabajadores que había quedado excluido anteriormente”, ha dicho Calviño.

También se amplían los supuestos de ERTE (expedientes de regulación temporal de empleo). De esta forma, ha explicado la vicepresidenta, las empresas de actividades esenciales que hayan visto mermados sus ingresos podrán acogerse a las facilidades y novedades promovidas a raíz de la pandemia en los ajustes temporales de empleo a causa de fuerza mayor. Así, dentro de las actividades esenciales, se podrá aplicar un ERTE a los empleados entendidos como no primordiales. Se habilita, explica el Gobierno en un comunicado, una mayor protección para los trabajadores que tienen un contrato fijo-discontinuo de forma que pueden incorporarse a los ERTE o que puedan percibir una prestación aun cuando hubiesen agotado el desempleo. "Es el caso, por ejemplo, de muchos empleos asociados a las actividades de temporada que empiezan en esta época y que trabajan tan solo unos meses del año. Estos trabajadores tendrán una prestación de 90 días independientemente de que hubiesen consumido su desempleo o de que hubiesen cotizado", explica el texto.

Los autónomos también ocupan parte del nuevo paquete. De esta forma, los que coticen por estimación (en base a unos módulos establecidos previamente) podrán calcular los pagos fraccionados del IRPF con el método de estimación objetiva y directa para ajustar el pago a los ingresos reales.

El Ejecutivo también ha aprobado una reducción de las cotizaciones para los trabajadores del sector agrario durante 2020. También se confirman las líneas de crédito que alcanzan los 1.200 millones de euros en líneas de ICO para asegurar la dotación económica a las entidades financieras. La vicepresidenta económica ha señalado también que se aprobarán mecanismos para la renegociación de aplazamientos de pago en alquileres para negocios de locales de grandes tenedores o empresas públicas mediante el uso de fianzas como mecanismos de negociación.

El real decreto también permite a las entidades que formen parte del Sistema Español de Ciencia, Tecnología e Investigación prorrogar la vigencia de los contratos predoctorales que hubieran suscrito. Esta prórroga podrá ser acordada por el tiempo de duración del estado de alarma y sus ampliaciones, derivadas de la emergencia sanitaria. Además, por motivos justificados, se podrán prolongar los contratos hasta otros tres meses adicionales al tiempo que dure la alarma.

Normas
Entra en El País para participar