El Ibex salva la sesión y reduce las pérdidas semanales al 2,76%

El selectivo modera los ascensos del viernes y se anota 1,66%

Ibex 35 Pulsar para ampliar el gráfico

Los inversores están cansados de las malas noticias y aprovechan cualquier atisbo de esperanza para dejar a un lado las caídas y decantarse por las compras. Eso fue lo que sucedió el viernes. El detonante de la alegría hay que buscarlo en esta ocasión en Estados Unidos, donde el jueves y con los mercados europeos cerrados, el presidente Donald Trump esbozó las líneas maestras de su plan para poner fin al confinamiento y proceder a la reactivación de su economía. Esto, junto a las noticias sobre los avances de la farmacéutica Gilead para combatir el Covid-19, sirvió de impulso a las Bolsas.

 El Ibex 35 no permaneció esta vez ajeno a la tendencia, y desde primera hora las ganancias se abrieron paso. Unas subidas que, si bien a media sesión superaban el 3,5%, al cierre se moderaron. El selectivo español concluyó con un alza del 1,66%. Este buen comportamiento no fue suficiente para que el Ibex mantuviera la barrera de los 6.900 puntos que llegó a conquistar a lo largo de la jornada. En una semana más corta de lo habitual por la festividad de la Semana Santa y marcada por unos datos macroeconómicos que empiezan a evidenciar el impacto del Covid-19 en las economías, la Bolsa española retrocedió un 2,76%. Los ascensos de la última sesión de la semana sirvieron, eso sí, para aminorar las pérdidas en la semana. En lo que va de año la caída de la Bolsa española es del 28%Los ascensos se extendieron también por el resto de Bolsas europeas, una tendencia que si bien imperó a lo largo de toda la jornada se vio reforzada con la apertura alcista de Wall Street. El Dax alemán avanzó el viernes un 3,15%; el Cac francés, un 3,42%; el FTSE británico, un 2,82%; el Mib italiano, un 1,71%, y el Euro Stoxx 50, un 2,7%. Con estas alzas, el balance en cinco días es de signo mixto, con la Bolsa alemana como la más resistente (0,6%), mientras el índice italiano es el que peor desempeño registra (-3,32%).

Al otro lado del Atlántico y al calor del plan diseñado por la Casa Blanca para que la economía estadounidense retome el pulso, los tres índices de Wall Street se anotaban claras subidas. El Dow Jones, un 3%; el S&P 500, un 2,7%, y el Nasdaq, un 1,4%. En la semana, los ascensos rondan el 3% en el caso de los dos primeros y el 6% en el tecnológico donde las FAANG (Facebook, Amazon, Apple, Netflix y Google) se han convertido en las responsables de estas subidas.

De regreso a la Bolsa española, el viernes fue una sesión bien distinta a las de los días previos. En esta ocasión las ganancias se impusieron con fuerza y las mayores subidas corrieron a cargo de las cotizadas de corte cíclico, las más penalizadas por el confinamiento.

Destacados fueron los ascensos de Ence, que se anotó un 7,57%, animada por la reactivación de la actividad industrial y la mejora de la recomendación por parte de Ahorro Corporación, que aconseja comprar. Al fabricante celulosa se sumaron otras firmas de corte industrial como CIE (4,57%) y ArcelorMittal (4,99%). Junto a estos también fueron significativas las subidas de IAG (7,27%), Repsol (6,19%) e Inditex, que, tras la caída del jueves, recuperó un 4,41%.

Los bancos, que llegaron a sumar hasta un 3% a lo largo de la jornada, cerraron con ascensos más moderados. Mientras Bankinter (3,05%), BBVA (1,52%), CaixaBank (1,10%) concluyeron en positivo, Sabadell (-2,08%) y Santander (-047%) registraron pérdidas. Junto a estas dos entidades también registraron pérdidas Red Eléctrica (-2,40%), Enagás (-1,34%), Naturgy (-0,91%), MásMóvil (-0,75%) y Naturgy (-0,73%).

En las últimas sesiones los inversores tuvieron que hacer frente a una batería de referencias tanto macroeconómicas como empresariales. El plan diseñado por la Casa Blanca para reactivar la economía sirvió el viernes de contrapunto al PIB de China del primer trimestre. Coincidiendo con el confinamiento, se conoció que la economía del gigante asiático cayó un 6,88%, su primera contracción desde 1976. Este dato negativo se suma a otros conocidos a lo largo de la semana como las cifras de empleo en EE UU. En la última semana, la primera economía del mundo sumó cinco millones de parados, cifra que en las últimas cuatro semanas asciende a 22 millones.

A las referencias macroeconómicas se suma el inicio de la temporada de resultados a ambos lados del Atlántico. En las últimas jornadas, la gran banca estadounidense ha publicado las cifras del primer trimestre. Unas cuentas en las que el beneficio se ha visto lastrado por las altas provisiones acometidas para hacer frente a los préstamos dudosos, unas dotaciones que, como muchos apuntaron, podrían elevarse en el segundo trimestre. Mejor suerte ha corrido Procter & Gamble que en los primeros nueve meses de su ejercicio fiscal ha aumentado un 12% su beneficio.

En Europa han presentado sus cuentas entre otras la empresa de cosmética L’Oréal, que el viernes subió un 1,27%, y Río Tinto (3,34%).

Las pérdidas se trasladan también al mercado de deuda. En una semana en la que España ha vuelto a pagar por su deuda a 12 meses, la rentabilidad del bono a diez años pasó en las últimas cinco sesiones del 0,78% al 0,81%. Por su parte, la del italiano se situó el viernes en el 1,79% y la del alemán, en el -0,47%. Las primas de riesgo de España e Italia están en los 129 y 226 puntos básicos, respectivamente.

En el mercado de divisas el euro cae un 0,59% en la semana en su cruce frente al dólar, y al cierre de los mercados europeos se cambiaba a 1,087 billetes verdes.

Protagonistas de la semana

Petróleo. Esta semana los inversores no han puesto en precio el pacto de la OPEP para sostener los precios del crudo ante la caída de la demanda. Los productores acordaron tras días de intensas negociaciones rebajar la producción en 20 millones de barriles al día. A pesar de este acuerdo, las dudas que rodean al escenario económico y el recorte de la demanda han ejercido un fuerte peso y el Brent retrocede cerca de un 10%, hasta los 28 dólares por barril.

Gilead. La farmacéutica estadounidense está en el punto de mira de los inversores. La compañía se anota en la semana un 14%, subidas que se han visto acelerada en las últimas sesiones tras publicarse una información en una revista médica sobre los efectos de su antiviral Remdesivir en pacientes con Covid-19. Las esperanzas de un fármaco que ponga freno a la pandemia están puestas ahora en las investigaciones de esta empresa estadounidense. La búsqueda de un fármaco que permita combatir el virus es la gran promesa ante la inexistencia de una vacuna que permita frenar la expansión de la enfermedad que sacude a más de 180 países de todo el planeta.

Claves de la próxima semana. Desde Allianz Global Investors señalan que en la próxima semana el mercado seguirá de cerca las declaraciones sobre cuándo y cómo deberían empezar a darse de forma cautelosa los primeros pasos hacia una normalización de la vida pública. En el plano macroeconómico, el jueves se publicarán las estimaciones preliminares del índice de gestores de compras, así como otros indicadores como el índice de confianza empresarial alemán (IFO), el índice de confianza del consumidor de la Unión Europea y las perspectivas de producción de las empresas francesas. En Estados Unidos se conocerán también los pedidos de bienes duraderos. Los expertos de la firma señalan que algunos de estos indicadores podrían registrar unos retrocesos sin precedentes, algo que ya se ha dejado sentir en la última semana con la publicación de diferentes indicadores a ambos lados del Atlántico. A estos indicadores se sumaran las cuentas empresariales del primer trimestre, que ya empiezan a recoger el impacto de la crisis sanitaria.

Normas
Entra en El País para participar