Vinos

Bodegas Emilio Moro descarta un ERTE pese al cierre del canal hostelero

Mantendrá el empleo de sus 110 trabajadores con sus fondos propios

Bodegas Emilio Moro descarta un ERTE pese al cierre del canal hostelero

El cierre de la hostelería en España, y el incierto futuro sobre una pronta reapertura, no solo está impactando en los propios empresarios del sector, sino en toda una serie de industrias que tienen en los bares y restaurantes la salida para prácticamente la mitad de su negocio.

Es el caso del sector vinícola, que a la caída progresiva que ha tenido en los últimos años entre las preferencias de los españoles para su consumo doméstico une ahora el cierre del canal hostelería y restauración (Horeca). "El cierre del canal Horeca afecta muy negativamente a todas las bodegas, y aunque siga habiendo ventas en alimentación, tampoco se van a compensar", explicaba a Europa Press hace unas semanas el director general de la Federación Española del Vino, José Luís Benítez, que avisaba de que algunas de ellas tendrían que verse abocadas a aplicar ERTE entre sus plantillas.

Una que ha podido esquivarlo son las vallisoletanas Bodegas Emilio Moro, tanto en Emilio Moro como en Cepa 21. La compañía ha confirmado que continuará sufragando los salarios de los 110 trabajadores que componen la plantilla del grupo con sus fondos propios, al menos "mientras sea posible", según explica la empresa. Esta constata la pérdida de ventas por el cierre del canal horeca desde el pasado 14 de marzo, una medida que no solo afecta a España, donde concentra la mayor parte de sus ventas, sino también a uno de sus principales mercados exportadores como Italia, donde el impacto del coronavirus en el país también ha sido exponencial. Antes el sector también tuvo que afrontar las restricciones en China, uno de los grandes clientes internacionales y donde primero impactó el Covid 10.

Tanto Emilio Moro como Cepa 21 iniciaron protocolos de actuación ante la pandemia a principios de marzo, instaurando el teletrabajo para el personal de oficina, la rotación de equipos y la distancia de dos metros en bodega y nuevos protocolos de desinfección e higiene en toda la cadena de producción y distribución. "Viendo la situación de Italia, nuestro comité de dirección comenzó a preparar estos protocolos por si acaso se daba una situación análoga en España, que por desgracia llegó», explica en un comunicado José Moro, presidente de Bodegas Emilio Moro y Bodegas Cepa 21.

Mientras tanto, la compañía ha decidido reforzar e impulsar la venta online, ahora con descuentos de hasta el 25%, donde siguen canalizando pedidos con normalidad

Normas
Entra en El País para participar