Infraestructuras

La española Rubau se pone en cabeza en los concursos de los primeros tramos del Tren Maya

FCC, Sacyr, Copasa y Azvi también pujan por el arranque de la mayor obra del momento en América Latina

Acto de entrega de las ofertas para el segundo tramo del Tren Maya, con los técnicos de la mesa de contratación equipados con mascarillas.
Acto de entrega de las ofertas para el segundo tramo del Tren Maya, con los técnicos de la mesa de contratación equipados con mascarillas.

El Gobierno de México está dedicido a sacar adelante una de las mayores infraestructuras proyectadas jamás en Latinoamérica, el Tren Maya, a pesar de la amenaza que plantea la pandemia del coronavirus. El órgano promotor de este ferrocarril de 1.460 kilómetros y 130.000 millones de pesos de presupuesto (4.960 millones de euros), Fonatur, tiene previsto adjudicar en esta segunda quincena los dos primeros tramos. Y en ambas licitaciones es el consorcio de la constructora catalana Rubau el que parte con la oferta más económica.

Por el primer segmento, Palenque-Escárcega, Fonatur recibió 14 propuestas, entre las que figuraban las de las españolas Sacyr, FCC, Azvi y Copasa; pujas de los los gigantes asiáticos China Communications, China Railway o Powerchina, y de las locales ICA, Prodemex, Carso y Caabsa. Con 226 kilómetros de trazado, la oferta de Rubau y sus socios locales (Grupo Vázquez del Sur, Idimsa, CICPSA o Ciacsa, entre otros) es de 12.925 millones de pesos (490 millones de euros).

La parte económica pesa un 50% en la puntuación final, mientras que la propuesta técnica pondera otro 50%

La parte económica pesa un 50% en la puntuación final, mientras que la propuesta técnica pondera otro 50%.

Ya en el segundo contrato en juego, para el proyecto de ejecución y la construcción del tramo Escárcega-Calkiní, de 235 kilómetros, se han mantenido 14 propuestas y Rubau vuelve a colocarse con el mejor precio, con un presupuesto de 16.049 millones de pesos (610 millones de euros). En esta segunda ocasión, tanto FCC como Sacyr, Copasa y Azvi volvieron a estar por encima en su oferta.

La intención del Gobierno es arrancar el proyecto el 30 de abril, “solo si la autoridad sanitaria lo permite”, argumenta Fonatur.

Normas
Entra en El País para participar