Finanzas

Banca March ve oportunidades en la crisis y pone el balance a disposición de sus clientes

La entidad disparó su beneficio un 18,8% el año pasado, hasta 125,1 millones

José Luis Acea, consejero delegado de Banca March.
José Luis Acea, consejero delegado de Banca March.

Banca March exhibe su poderío en las cuentas del año pasado que ha presentado hoy. La entidad familiar, que preside Juan March de la Lastra, ganó 125,1 millones de euros en 2019, con un crecimiento del 18,8%, y mejoras en todos los márgenes: intermediación (6,4%), bruto (3,9%) y explotación (6,7%). El consejero delegado de la entidad, José Luis Acea, en conversación con CincoDías, destaca que el primer trimestre se ha cerrado bien y que, pese al impacto del Gran Confinamiento, espera un buen ejercicio para 2020.

“Vemos, siempre con responsabilidad, oportunidades, y así se lo estamos haciendo saber a nuestros clientes”, explica el directivo. El comportamiento de la entidad, destaca el consejero delegado, supone que en el último trienio los beneficios acumulados hayan alcanzado los 317 millones de euros, lo que supone multiplicar casi por 2,3 veces la cuantía de periodo 2014-2016

La entidad, que suele repartir un dividendo de 40,6 millones anuales, seguirá el consejo del BCE y del Banco de España, de modo que se abstendrá de entregarlo, como muestra del “compromiso y la determinación” con sus clientes, a los que socorrerá en la salida de la crisis. Para ello, tiene a su disposición todas las patas del negocio: tanto los préstamos directos (direct lending), el capital riesgo y soluciones para acudir a los mercados. March es el gran colocador de pagarés en el Mercado Alternativo de Renta Fija (MARF) con una cuota del 50% del saldo vivo.

“Todos los mercados han sufrido, el de crédito también, pero la situación está estabilizándose y queremos que los clientes sepan que somos sus aliados en este contexto”, explica Acea. El objetivo es ir retomando la actividad de colocación en el mercado de pagarés. También ha ofrecido su balance a las empresas y a las familias que necesiten las ayudas del ICO, que ofrece hasta 100.000 millones en créditos avalados entre el 60% y el 80% por el Estado. “Nuestro compromiso es inquebrantable, tanto con las medidas que ha tomado el Gobierno, incluida las moratorias, como con el empresariado español”, sentencia.

Las ratios de solvencia y morosidad de la entidad se sitúan entre las más altas de España, de manera que cuenta con un gran colchón que pondrá a disposición de la economía española.

Su tasa de morosidad es la menor del sector en España, del 1,82%, frente a un 4,80% de media, mientras que sus termómetros de solvencia se sitúan a la cabeza de los rankings, con una ratio CET1 del 16,15%. Su cobertura de créditos dudosos es, con el 54,87%, una de las más altas de la banca española.

Clave de bóveda

El área patrimonial, la clave de bóveda de la estrategia de March, cuenta con una cuota de entre el 4% y el 4,5% que aspira a elevar este ejercicio. “Con todo el cuidado que supone la actual situación, estamos viendo oportunidades y se las estamos haciendo llegar a nuestros clientes”, sentencia el CEO del banco. “No se trata de improvisar, nuestra estrategia es de largo plazo, centrada en la conservación del capital”, añade.

El asesoramiento es prudente, desde las carteras más conservadoras hasta las más decididas, que sirve de amortiguador ante niveles de volatilidad que no se alcanzaban desde 1929, añade March en una nota.

El banco se sitúa en el cuarto puesto del mercado español por volumen de sicavs, con 2.552 millones de euros gestionados en este tipo de vehículos a cierre de 2019, importe que ha bajado a los 2.187 millones a finales de marzo. Sin embargo, sus grandes sicavs, en las que participan clientes y la propia familia, experimentan evoluciones que baten al mercado. Torrenova, la mayor sicav española con un patrimonio de unos 1.000 millones, pierde un 6% en lo que va de año; Bellver se deja un 13%, y Lluc, un 19%.  La gestora del grupo contaba a cierre de 2019 con un patrimonio total de 5.865 millones de euros.

March destaca que ha creado empleo, con la incorporación de 120 personas en 2019 en un sector que ha destruido unos 80.000 puestos de trabajo en los últimos cinco años. "Nuestro compromiso es máximo con la plantilla, que está teletrabajando en más de un 97%, y seguiremos cuidándola", señala Acea, que descarta cualquier tipo de ajuste, definitivo o temporal (ERTE).

Normas
Entra en El País para participar