Las tecnológicas chinas se enfrentan en el terreno de juego sanitario

Alibaba, Tencent y Ping An Insurance compiten por el mejorable sistema de salud del país

Aplicación Good Doctor, de Ping An.
Aplicación Good Doctor, de Ping An.

Alibaba, Tencent y Ping An Insurance dominan el ecommerce, los videojuegos y los seguros de China, respectivamente. Pero ahora este trío, con un valor total de más de 1 billón de dólares, se enfrenta en la asistencia sanitaria.

Antes del virus, el sistema médico chino sufría una falta de inversión crónica. El gasto en sanidad (el público supone más de la mitad) era solo el 5,2% del PIB en 2017, según la OMS, muy por detrás del 17% de EE UU o el 11,3% de Francia y Alemania. Un gran problema es la escasez de médicos de cabecera. También hay un desequilibrio geográfico, pues los recursos se concentran en las zonas urbanas, más ricas. Los hospitales de primer nivel, el 8% del total, recibieron casi la mitad de todos los pacientes en 2016, según un estudio citado por el banco China Renaissance.

Alibaba y Ping An, así como WeDoctor, en la que participa Tencent, ven potencial en llenar las lagunas que dejan unos hospitales sobrecargados y hacinados. Las tres ofrecen consultas baratas online, que se han disparado a raíz del virus. Se están apresurando en desarrollar apps integrales que ofrezcan diagnósticos, recetas, derivaciones, reserva de citas, entregas de fármacos e incluso seguros.

Good Doctor, de Ping An, va en cabeza por ahora: tenía 67 millones de usuarios activos al mes a finales de 2019, gracias a un considerable equipo de médicos propios y una red de hospitales y farmacias asociados. Pero Alibaba está reforzando su rama sanitaria reor­ganizando su negocio farmacéutico, que tiene CEO nuevo. WeChat, de Tencent, tiene funciones como mapas de calor del virus y reservas de citas en hospitales. Posee una participación no revelada en WeDoctor, que aspira a recaudar hasta 1.000 millones saliendo a Bolsa en Hong Kong este año.

Pekín ve con buenos ojos esta inversión, pero el riesgo regulatorio es alto. Las normas están en constante evolución, y es posible que se responsabilice a las tecnológicas de medicinas defectuosas o malos consejos médicos. Tanto Alibaba Health como Ping An Healthcare and Technology registran pérdidas. Si crece la competencia, al menos se beneficiarán los pacientes.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías