Norwegian se desploma en Bolsa tras proponer un plan de rescate

La aerolínea de bajo coste pretende convertir 3.928 millones de euros de deuda en acciones y emitir nuevos títulos, evaporando completamente el valor de las actuales acciones

Imagen de archivo de un avión de Norwegian
Imagen de archivo de un avión de Norwegian Reuters

La aerolínea noruega de bajo coste Norwegian Air se desangra en Bolsa. La compañía, que ya venía sufriendo problemas financieros antes de que la crisis del Covid-19 se cebara con el sector, se desploma hoy cerca de un 30% en el mercado de Oslo hasta rondar las 5 coronas por acción (0,5 euros) tras anunciar un plan de rescate que de cumplirse, diluirá significativamente el valor de las actuales acciones. 

Con el objetivo de salvar a la empresa, Norwegian desveló el pasado miércoles los detalles de su hoja de ruta mediante la cual espera convertir 3.928 millones de euros de deuda en acciones. Tras capitalizar esta deuda, Norwegian planea emitir nuevas acciones, con preferencia para los accionistas actuales, y otros instrumentos financieros para convertir "otra deuda relevante" en capital propio. Con estas medidas, la aerolínea aspira a acceder a una ayuda estatal de 3.000 millones de coronas noruegas (268 millones de euros). 

Tras la dura caída de hoy, primer día que ha cotizado tras conocerse el plan de la aerolínea, la capitalización total de Norwegian se sitúa en torno a 893 millones de coronas danesas (120 millones de euros). En lo que va de año, sus acciones ya acumulan una caída del 86,27%. 

La crisis del coronavirus ha agravado la situación de Norwegian, que en 2019 perdió 129 millones de euros por la prohibición temporal de vuelo para los Boeing 737 MAX y los problemas con los motores Rolls Royce, mientras la compañía cambiaba de estrategia para apostar por la rentabilidad en vez del crecimiento.

La tercera aerolínea de bajo coste en Europa tuvo que cancelar el 85% de sus vuelos y suspender temporalmente de empleo a cerca de 7.300 trabajadores, el 90% de su plantilla, lo que explica la caída interanual de un 61% en el número de pasajeros transportados el mes pasado. 

La dirección de la compañía ha convocado una junta de accionistas extraordinaria para el próximo 4 de mayo con el objetivo de aprobar el plan de rescate. Pero antes de ello, necesitará convencer a sus prestamistas.  

Fruto de la incertidumbre en torno al futuro de Norwegian, la Bolsa de Valores de Oslo ha anunciado que las acciones de la aerolínea estarán bajo "vigilancia especial" hasta que se clarifique la situación de la cotizada. Según el operador del mercado noruego, esta medida se toma cuando se producen circunstancias que dificultan la correcta valoración de una de las compañías que cotizan en la Bolsa. 

Normas
Entra en El País para participar