El 'family office' Mazabi anuncia compras de hoteles en España por 200 millones

Cuenta con una cartera de 14 inmuebles, en los que ya ha invertido 420 millones de euros

Iberostar Santa Eulalia, hotel propiedad de Mazabi
Iberostar Santa Eulalia, hotel propiedad de Mazabi

La gestora de patrimonios familiares Mazabi ha roto el tono monocorde de la industria hotelera desde que estalló la crisis del coronavirus y se decretó el estado de alarma en la segunda semana de marzo. El relato de todas las compañías ha estado protagonizado por los cierres, los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTES) y la cancelación de inversiones. Mazabi ha anunciado esta mañana, a contracorriente, que prevé una inversión de 200 millones de euros a medio plazo para completar su cartera de activos hoteleros en España.

En la actualidad cuenta con 11 hoteles en activos (entre ellos el Iberostar Costa del Sol Estepona y el Iberostar Santa Eulalia, el Club Hotel Tropicana en Mallorca, el Conil Park en Cádiz o el hostal LH San Onofre en Madrid) y 3 en proceso de reforma (Hotel Club Regatas de Santander, Hostal Room 007 en Sevilla y un inmueble en Menorca). Todos ellos suman el 25% del total de los activos de Mazabi, en los que ha desembolsado 420 millones de euros. La estrategia de compra futura se basará, siempre según la compañía, en diferentes ubicaciones prime, tanto urbano como vacacional, en España. Las ubicaciones principales serían Baleares, Canarias, Costa del Sol, Cádiz, Madrid, Barcelona, Sevilla, Málaga, San Sebastián, Bilbao o Valencia, incluyendo los centros históricos que combinan hotel urbano con vacacional", recalcan desde la gestora.

Juan Antonio Gutiérrez, consejero delegado de Mazabi, explica que la prioridad es incorporar nuevos activos hoteleros, pese a que la situación de alarma por el coronavirus ha hecho ralentizar opciones de inversión. "En estos momentos nos encontramos ante una oportunidad para continuar con nuestra estrategia de crecimiento a largo plazo y poder incorporar nuevos activos hoteleros ya sea mediante compras o mediante aportaciones de terceros a la socimi Silicius”. Para garantizar la liquidez con la que acometer esas operaciones, la gestora ya ha alcanzado acuerdos previos con dos fondos y family offices.

El objetivo marcado por la compañía para este ejercicio es cerrarlo con 2.000 millones de euros en activos bajo gestión frente a los 1.500 millones de euros logrados doce meses antes. "El crecimiento no sólo está previsto en España sino en diferentes ubicaciones estratégicas en Europa", remarca.

Normas
Entra en El País para participar