UBS fija la cota máxima para las ganancias bancarias de este año

Suben un tercio en el primer trimestre, gracias a la volatilidad del mercado

Oficina de UBS en Zúrich (Suiza).
Oficina de UBS en Zúrich (Suiza). REUTERS

UBS emitió el jueves un raro rayo de esperanza para la banca. Sus ganancias subieron un tercio en el primer trimestre. Sin embargo, acierta al posponer algunos de los dividendos.

El recorte de pagos era inevitable. Al igual que sus homólogos europeos, el supervisor suizo Finma ha presionado para preservar el capital. Credit Suisse dijo el jueves que propondría pagar solo la mitad del dividendo previsto para 2019 después de la votación de los accionistas de esta primavera, y pediría a los inversores que aprueben el resto del pago a finales de año. UBS hará lo mismo.

Lo más sorprendente, sin embargo, fue que el banco de Sergio Ermotti espera reportar ganancias de 1.500 millones de dólares para el primer trimestre, por encima de los 1.100 millones del mismo período de 2019. Eso implica que las divisiones de gestión de patrimonio y banca de inversión, que aportaron el 80% de los ingresos el año pasado, se beneficiaron de las turbulencias del mercado de febrero y marzo.

El trading, centrado en la renta variable, se habrá beneficiado de la volatilidad, probablemente compensando con creces la caída de ingresos por operaciones corporativas. Mientras, la importantísima banca privada puede haberse beneficiado de que los clientes ricos movieran dinero y cubrieran sus carteras con productos estructurados que generan comisiones. Es buen augurio para Credit Suisse y Morgan Stanley.

Pero es poco probable que se repita. La caída de los mercados ha arrastrado a los activos gestionados por el negocio patrimonial de UBS. Eso acabará traduciéndose en menores comisiones recurrentes. Los inversores temerosos tendrán más efectivo, lo que, a bajos tipos, implica una reducción aún mayor de los ingresos para UBS. Y la volatilidad de la Bolsa ha bajado en las últimas semanas. La conclusión es que UBS probablemente haya establecido la cota máxima para las ganancias bancarias de este año. Si a eso se añade la probabilidad de que aumenten las deudas incobrables de sus rivales con mayores carteras de préstamos, el rayo de esperanza parece fugaz.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías