La patronal acusa al Gobierno de “deslealtad al diálogo social” y da plantón a Trabajo

CEOE y Cepyme desmienten que se les haya consultado sobre la creación de un ingreso mínimo vital y exigen el pago de las prestaciones a afectados por un ERTE

El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi.
El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi.

La patronal española ha alzado la voz contra el Gobierno este jueves acusándole de “deslealtad al diálogo social” y anunciando que no acudirán a la reunión de los agentes sociales convocada este viernes por el Ministerio de Trabajo en el marco de la gestión de la pandemia del coronavirus.

En un duro comunicado, CEOE y Cepyme han desmentido que el Ejecutivo les haya consultado acerca de la creación de un nuevo ingreso mínimo vital, como así se había dado a entender después de que el vicepresidente de Derechos Sociales y Agenda 2030, Pablo Iglesias, anunciara en twitter el impulso a esta medida con el apoyo de los “grandes empresarios”.

“Al tiempo que compartimos que ningún ciudadano puede quedar desatendido en esta crisis económica sobrevenida por la pandemia del Covid-19, en ningún momento se nos ha hecho partícipes de la negociación de tal iniciativa”, dice el texto, que recalca que su diseño no ha sido objeto de discusión en el diálogo social.

“En estas condiciones se hace imposible participar mañana viernes, 10 de abril, en la reunión a la que hemos sido convocados por el Ministerio de Trabajo”, advierte la patronal que se queja de la “manipulación interesada y la deslealtad al diálogo social y a los empresarios españoles”,

“Nos sentimos presionados para que demos apoyo a una propuesta de partido, que nada tiene que ver con un acuerdo consensuado en lo que debería ser el cauce habitual con los interlocutores sociales, que formamos parte de la mesa de diálogo y que siempre hemos estado de acuerdo en no dejar a nadie atrás en esta crisis”, añaden.

Más allá, CEOE y Cepyme instan al Ministerio de Trabajo a abonar “ya las prestaciones que corresponden a las personas que han perdido su empleo o se han visto afectadas por un ERTE por culpa del Covid-19, y para que los autónomos, que siguen confinados sin poder trabajar y que han solicitado la prestación por cese de actividad, la cobren con la mayor celeridad”.

Los planes del Gobierno

El comunicado de la patronal se ha hecho público poco después de que Iglesias anunciara en Twitter que el Gobierno aprobará un ingreso mínimo vital transitorio para atender la emergencia social de la pandemia del coronavirus tras constatar que impulsar uno definitiva, como habían pactado PSOE y Podemos al formar el Ejecutivo de coalición, requeriría un plazo de al menos tres meses. Iglesias había manifestado que la iniciativa contaba ya con el apoyo de empresarios, sindicatos y ONGs.

El vicepresidente había hecho públicos estos planes después de trasladarlos a los sindicatos CC OO y UGT, y las organizaciones Cáritas, Cermi, Oxfam, AEPN, Facua y Plataforma del Tercer Sector, en una reunión conjunta con los ministros de Trabajo, Yolanda Díaz, y de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá.

“Además, he podido constatar en conversaciones telefónicas que grandes empresarios de grupos económicos muy relevantes también ven positiva esta medida”, dijo Iglesias, que mantiene contactos con el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi.

“La complejidad técnica y el alto grado de negociación y consenso político, social e institucional que requiere el desarrollo” de la fórmula definitiva, dijo Iglesias, “podrían implicar un plazo aproximado de tres meses para su aprobación” mientras que la pandemia exige medidas inmediatas, defendió Iglesias sobre la necesidad de impulsar un ingreso “puente” hasta poder abordar la creación de un ingreso permanente. A falta de ver esta fórmula puente, Podemos venía defendiendo una renta de 500 euros mensuales más un complemento por hijo o mayores al cargo.

Normas
Entra en El País para participar