Ana Botín fue reelegida presidenta de Santander con el 98,3% de los votos

Apoyo de más del 93% a todas las propuestas del consejo en la junta

Ana Botín, durante la junta de accionistas de Santander de 2020. Ampliar foto
Ana Botín, durante la junta de accionistas de Santander de 2020.

La presidenta de Banco Santander, Ana Botín, fue reelegida por un nuevo mandato al frente del banco por una amplísima mayoría en la junta de accionistas celebrada el pasado viernes en Madrid, según los resultados publicados por la entidad en su página web, adelantados por CincoDías este jueves en su edición impresa. Asistió a la junta el 65% del capital. De las acciones presentes y representadas hubo un 2,86% de abstención y un 0,03% de votos en blanco. Y de los votos en un sentido o en otro, el 98,31% fueron a favor de la reelección de Botín y el 1,69%, en contra.

Todos los consejeros que se sometían a votación obtuvieron un gran respaldo de la junta de accionistas. Luis Isasi, nombrado por primera vez, logró un 99,38% de votos a favor, y Sergio Agapito Lires Real, que también entraba en el consejo, un 98,65%. Entre las reelecciones, el máximo apoyo fue para Pamela Ann Walkden (99,63%) y el menor para Rodrigo Echenique (96,38%), pero siempre dentro de niveles muy altos de respaldo.

En cambio, las propuestas de cese y remoción de consejeros y de acción social de responsabilidad obtuvieron un apoyo del 0,00%.

Esos resultados contrastan con el voto de castigo que algunos accionistas dieron a la reelección como consejero coordinador de Bruce Carnegie-Brown en la junta de 2019. Tuvo un 14,4% de votos de la junta en contra y una abstención del 7,44% después de que varios asesores de voto (proxy advisors) de inversores institucionales le considerasen responsable del fichaje frustrado del banquero italiano Andrea Orcel como consejero delegado.

Buena parte de las propuestas presentadas por el consejo de administración a la junta de accionistas del pasado viernes lograron un apoyo de más del 99% de los votos emitidos, sin contar abstenciones. Así ocurrió con la aprobación de las cuentas, de la gestión del consejo o con el incentivo digital, entre otros.

Los puntos de la junta general de accionistas que obtuvieron un menor apoyo relativo fueron el referido a la autorización genérica para ampliar capital y los relativos a retribuciones, con la principal excepción del citado bono digital. De ese modo, la política de remuneraciones de los consejeros tuvo un 3,28% de abstenciones y un 5,6% en contra, y el informe anual sobre retribuciones de los consejeros tuvo un nivel de abstención del 3,45% y un 6,23% de votos en contra. La fijación del importe máximo a destinar a retribuir a los administradores tuvo una oposición del 4,13% tras abstenciones por el 3,31%.

Normas
Entra en El País para participar