España suma 743 nuevas muertes tras cuatro días de caídas

Ya hay 140.510 positivos, 5.478 más que ayer, un repunte respecto al día anterior

España suma 743 nuevas muertes tras cuatro días de caídas pulsa en la foto

En el Día Mundial de la Salud, la curva de muertes por coronavirus ha experimentado un repunte. En las últimas 24 horas, el Ministerio de Sanidad ha registrado 743 muertes tras cuatro jornadas seguidas de caídas. Son 106 más fallecidos que el lunes, cuando España sumó 637 decesos, la cifra más baja registrada en los últimos 13 días. Este ligero incremento del 4% respecto al día anterior se debe al ajuste de datos que suman los fallecidos durante el fin de semana, que aún no habían sido notificados. Según María José Sierra, del Centro de Emergencia, "la tendencia sigue siendo descendiente, creemos que este pequeño repunte no tiene más importancia". "Hay dos fechas en las que cambió la tendencia: el 25 de marzo y el 2 de abril", ha añadido la doctora. En total, desde que comenzó la pandemia, han fallecido 13.798 personas.

La bajada también comienza a notarse en el número de hospitalizados y de ingresados en las UCI. "Aunque despacio, comienza a observarse un descenso en la presión de hospitales y cuidados intensivos", ha explicado Sierra. En las últimas 24 horas, se han registrado 5.478 nuevos infectados, lo que hacen un total de 140.510 positivos y 7.069 ingresados en las UCI. Ya se han curado 43.208 personas, el 30% de los positivos.

La Comunidad de Madrid, la zona cero del coronavirus, ha dado el alta 18.410 personas, según datos del Gobierno regional. "Hay hospitales que han iniciado ya el repliegue para volver a la asistencia normal, ya que las cifras están muy por debajo de las del 16 de marzo", ha dicho Enrique Ruiz Escudero, el consejero de Sanidad. "Hay 1.000 pacientes menos pendientes de ingreso y 400-500 camas libres en los hospitales", ha añadido. El consejero ha previsto el descenso de camas UCI "en una semana", porque la estancia media de un paciente en cuidados intensivos es entre 18 y 21 días. Desde que comenzó la crisis sanitaria, en la capital ya han muerto 5.371 personas, hay más de 40.000 positivos y 1.494 ingresados en las UCI.

El Consejo de Ministros prorroga este martes el estado de alarma quince días más. El decreto será votado el jueves en el Congreso. Además, el Gobierno ultima su plan de desescalada del confinamiento. "No sabemos qué ocurrirá cuando se relajen las medidas, por eso hay que intensificar la detección precoz en la fase de transición", ha explicado Sierra. La idea es realizar test rápidos a más de 60.000 personas, unas 30.000 familias, para identificar a las personas asintomáticas. Para ello, el Ministerio de Sanidad distribuyó entre el domingo y el lunes más de un millón de pruebas rápidas, de las cinco que se han comprado.

La prioridad es hacer estos test a sanitarios y profesionales de residencias de ancianos, los colectivos que más preocupan. El Ejecutivo pretende saber quién ha pasado la enfermedad en España: si la prueba da negativo, se haría un PCR, que es más consistente. A los 21 días, el test se repetiría. "Se van a utilizar sobre todo como apoyo a la capacidad diagnóstico de la prueba PCR, que es la más fiable para saber si una persona está enferma, según vayan pasando las semanas veremos la utilidad de los test rápidos", ha explicado al respecto la doctora Sierra.

Si es necesario aislar a la persona tras las pruebas, se valorará si puede hacerlo en su domicilio o si, por el contrario, ha de hacerlo en una infraestructura pública. El Gobierno pidió el domingo a todas las comunidades autónomas un listado con sus espacios públicos y privados que puedan servir para aislar a los positivos para el miércoles.

En el mundo, hay 1.250.509 personas infectadas, 70.644 muertos, 239.405 recuperados. Este martes ha sido la primera vez que China no reporta ningún nuevo fallecido desde que comenzó la pandemia. También ha registrado una caída del número de casos positivos, un día antes de que se levante oficialmente la cuarentena en Wuhan, la ciudad donde estalló la crisis sanitaria global a finales de diciembre. Japón, por su parte, ha declarado el estado de emergencia en siete de las regiones más afectadas, entre ellas Tokio y Osaka. EE UU continúa en la cresta de la ola de la pandemia en número de positivos, seguido por España, Italia y Alemania. En total, hay más de 366.000 personas contagiadas, y casi 11.000 muertos. El foco continúa en Nueva York, donde se han registrado más de 130.000 positivos y más de 4.700 decesos.

Cifras similares en movilidad

Este lunes, en cercanías y rodalíes, los porcentajes continuaron bajo mínimos, entre un 3% y un 8% en función de los núcleos. En los trenes de larga distancia, este lunes viajaron unos 1.000 pasajeros, frente a los 89.000 que tendría en cualquier otro lunes. En autobús interurbano, la ocupación no superó el 3%. María José Rallo, secretaria general de Transportes, ha puesto dos ejemplo. El viaje en autobús Madrid-Gijón, en un lunes sin pandemia, habrían viajado 2.500 pasajeros. Este lunes tuvo 6 viajeros. O la línea Madrid-Jaén, que fue ocupada por ocho pasajeros, cuando un día normal tendría más de 1000. Los viajes en avión también se han reducido al mínimo aunque continúan los vuelos de repatriación. En cuanto a movilidad en vehículos particulares, las cifras que continúan bajas, "ligeramente inferiores al lunes pasado", ha apuntado Rallo. En todos los ámbitos, tanto en los accesos a ciudades y la red general de carreteras, el descenso ha sido del 83%.

Según ha confirmado Rallo, este lunes ha comenzado la distribución de más de un millón de mascarillas para los profesionales del transporte. "Estamos en cifras esperanzadoras, hay que continuar con la máxima disciplina para llegar al éxito", ha concluido la secretaria.

Normas
Entra en El País para participar