El jefe de Protección Civil afirma que Italia seguirá confinada hasta principios de mayo

Angelo Borrelli señala que la reapertura gradual de la actividad empezará el 16 de mayo

Cuarentena Italia
Cartel informativo en el Hospital Oglio Po, en Casalmaggiore, norte de Italia. Efe

El jefe de la Protección Civil italiana, Angelo Borrelli, ha afirmado que el confinamiento por la pandemia de coronavirus durará al menos hasta el 2 mayo y que la reapertura gradual de las actividades podría llegar después del día 16 de ese mes. 

El pasado miércoles el Gobierno alargó la cuarentena hasta el 13 de abril. La fecha coincide con el final de las vacaciones de Semana Santa y alarga diez días más lo que estaba previsto en el último decreto. Sin embargo, muchas voces en el Ejecutivo y en el comité de expertos que lo asesora sostienen que el cierre deberá prolongarse hasta el comienzo de mayo, las fechas que Borrelli ha confirmado este viernes a una radio italiana.

Borrelli cree necesario mantener el "rigor máximo" para contener el contagio y, por tanto, considera que los italianos tendrán que quedarse en casa no hasta el 13 de abril como se habría previsto, sino "al menos" hasta el 1 de mayo o al día siguiente, que cae en sábado. A fecha de hoy, Italia es el país con más muertos por Covid-19, 13.915, y el segundo en contagios, más de 115.000.

En esa entrevista, Borelli ha explicado que "la segunda fase", la de la apertura gradual de las actividades, podría llegar a partir del 16 de mayo. "Debemos aplicar medidas firmes y de precaución porque la posibilidad de que pueda haber un retorno del virus no está excluida, como lo demuestran las nuevas medidas en China", ha explicado, insistiendo en que "el coronavirus cambiará nuestro enfoque hacia los contactos humanos e interpersonales". "Tendremos que mantener nuestra distancia por algún tiempo", ha admitido.

Los niños, en casa

Mientras tanto, considera que aunque la situación actual en Italia "nos permite respirar", sobre todo en lo que respecta a la capacidad de los hospitales y las UCI, son necesarios más esfuerzos y "sacrificios extraordinarios" porque la pandemia no está controlada y la presión en los centros hospitalarios sigue siendo elevada. "Todo esto se debe a que se han implementado comportamientos que absolutamente deben persistir. Debemos avanzar con el máximo rigor", ha insistido.

Sobre la hora al aire libre para los niños, que produjo controversias en el Gobierno -en un primer momento pareció que se había autorizado pero posteriormente se aseguró que no era así-, Borrelli afirma que nada ha cambiado y que "hay que tener cuidado, respetar las reglas de prudencia y estar en casa". 

Normas
Entra en El País para participar