Energía

Repsol convoca junta pero aconseja al accionista no acudir físicamente

La entidad agiliza los canales para voto a distancia o delegación de éste

Vista del logotipo de la compañia petrolera Repsol.
Vista del logotipo de la compañia petrolera Repsol. EFE

Repsol ha comunicado a la CNMV la convocatoria de su junta de accionistas para el día 8 de mayo, a las 12 horas, en su sede corporativa de Madrid (en la calle Méndez Álvaro). La junta se celebrará físicamente pero, pese a que la convocatoria es posterior al vencimiento de las medidas de confinamiento actualmente en vigor, la empresa aconseja al inversor participar a distancia, y ha tomado sus propias medidas para proteger la salud de los accionistas.

Así, dada la situación sanitaria, Repsol "recomienda encarecidamente a los accionistas la utlización de los distintos canales puestos a su disposición para delegar la representación y votar a distancia", según figura en el anuncio. Además, prevé limitar la asistencia física a las salas de celebración de la junta a los accionistas "cuya participación se considere necesaria". Además, tampoco celebrará el aperitivo previo ni entregará obsequio a los inversores, ni habilitará locales para la entrega de las tarjetas de representación.

Los canales para participar son el voto electrónico y el envío de la tarjeta de asistencia, delegación y voto por correo a la Oficina de Información al Accionista, o entregándola en la entidad depositaria de las acciones. La empresa, además, ha ampliado el plazo para el ejercicio del derecho de información previo hasta el inicio de la junta. También ha ampliado el plazo para el ejercicio del voto a distancia o la delegación, y permitirá votar a distancia a los representantes de los accionistas.

En cuanto al contenido de la junta, la empresa pedirá permiso a los accionistas para llevar a cabo dos ampliaciones de capital liberadas (con cargo a reservas) para abonar dividendos mediante la fórmula del scrip dividend. Además, los accionistas aprobarán las cuentas anuales y el informe de gestión, y votarán un nuevo plan de incentivos para los directivos de la sociedad.

La empresa ha mantenido su compromiso de remuneración al accionista para 2020: 1 euro por acción, de los cuales 0,45 euros ya se pagaron en su programa de dividendo flexible y pagará un complementario de 0,55 euros bajo la misma fórmula. Sin embargo, el consejo ha acordad no incluir en el orden del día de la próxima junta la propuesta de reducir un 5% su capital social, acordada en julio de 2019, debido a la situación de los mercados.

 

Normas
Entra en El País para participar