El Gobierno cede a cada universidad la decisión de terminar las clases presenciales

El ministro Castells y los delegados autonómicos se reunieron para decidir sobre el final de curso, que varias universidades ya cursan 'online'

Manuel Castells, ministro de Universidades.
Manuel Castells, ministro de Universidades.

El Gobierno dejará que "cada universidad, en función de sus posibilidades", decida si sigue la formación y evaluación de los alumnos de manera digital o presencial, según indica el Ministerio de Universidades en un comunicado. El responsable de la cartera, Manuel Castells, se ha reunido este jueves de urgencia con los representantes autonómicos en la Conferencia General de Política Universitaria para deliberar sobre el final de curso (en esencia evaluación y prácticas), amenazado por el coronavirus. Algunas universidades ya han dado el adiós a las clases presenciales este curso. Son, en concreto, la Universidad de Navarra, la de Cantabria, la Autónoma de Barcelona y las diez públicas andaluzas.

El Ministerio señala que "las decisiones últimas sobre la adaptación de la enseñanza universitaria a las condiciones de emergencia sanitaria en las que nos encontramos corresponden a las universidades en el ejercicio de su autonomía en colaboración con la autoridad competente de tutela, a saber, la Comunidad Autónoma a la que pertenecen".

El Gobierno Vasco ha rechazado de manera "frontal" dar por terminadas las clases presenciales de este curso en la universidad, hacer una "quita" del 50 % en las prácticas universitarias y unificar el final del curso en todos los centros, indica Efe. Castells y las comunidades se han emplazado a una nueva reunión el día 15 de abril para garantizar el cierre del curso de "manera coordinada" y no descartan que todo siga siendo online o que haya mecanismos semipresenciales si las autoridades sanitarias lo consideran factible, añade la nota.

A lo largo de la semana se sucedieron los anuncios de universidades que, antes de la reunión del Ministerio con las comunidades autónomas, decidieron terminar las clases físicas. Las universidades públicas andaluzas, a través de sus rectores, lo acordaron este jueves con el consejero andaluz de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad, Rogelio Velasco. Este pacto, señala un comunicado, "pretende despejar las dudas del alumnado en cuanto a las clases presenciales y que ello redunde en una mejor organización de sus estudios y vidas personales". La Junta de Andalucía indica en la nota que los rectores y la Consejería mantendrán el formato online el resto del curso 2019-2020.

Además, la Consejería destaca el compromiso de preparar con la mayor celeridad posible un marco general de contingencia, que cada universidad pueda adaptar posteriormente, para determinar la forma de proceder en cuanto a prácticas que no puedan desarrollarse en formato online. Las universidades están trabajando ya en mecanismos de evaluación, guías docentes, adaptación del calendario académico y desarrollo de TFG y TFM.

La Universidad de Navarra (Unav), de carácter privado, comunicó la decisión incluso antes. El centro informó el lunes a los alumnos y profesores de que el resto del año académico se desarrollaría solo a través de sus herramientas online. La Unav explica que esta decisión, además de por seguridad, viene motivada porque "el 25% de los estudiantes son internacionales". El rector de la universidad foral, Alfonso Sánchez-Tabernero, explica en una carta a la que ha accedido este periódico que "en estas semanas hemos visto que las clases se están desarrollando de modo satisfactorio. Pensamos que se pueden impartir las que faltan, asegurando el buen aprovechamiento de los estudiantes". También seguirán este canal "el resto de actividades formativas: prácticas externas y curriculares, Trabajos Fin de Grado, Trabajos Fin de Máster...".

Una de las principales universidades del país, la Autónoma de Barcelona, aseguró ayer que también da por acabadas las clases presenciales y en una "próxima" sesión extraordinaria del consejo de Gobierno aprobará un documento que incluye "indicaciones generales sobre calendario académico, docencia, evaluación, guías docentes, trabajos de fin de estudios y prácticas". 

Materia aplazada y horas prácticas

Los rectores españoles plasmaron este miércoles en un documento su disposición a flexibilizar la docencia ante la excepcionalidad de la situación. Según adelantó EL PAÍS, la conferencia de rectores (CRUE) ha acordado aplazar materia universitaria al curso que viene en caso de que fuese necesario y reducirán el número de horas de prácticas. El documento, al que ha accedido CincoDías, hace referencia, entre otras medidas, a las prácticas curriculares: "Considerar como superadas las prácticas curriculares externas cuando estas se hayan realizado, al menos, en un 50%. Los créditos restantes se completarán, en caso necesario, con seminarios u otras actividades", señala el texto.

Al mismo tiempo, las universidades buscarán la manera de hacer una evaluación continua online. Las medidas recogidas parten de la reunión telemática que esta semana tuvo el ministro de Universidades, Manuel Castells, con seis rectores que representaban a las 83 universidades españolas (50 de ellas son públicas).

Normas
Entra en El País para participar