Share Now se une al parón del 'carsharing' en Madrid

Ya son más de 2.600 los vehículos de coche compartido inoperativos en la capital

Share Now se une al parón del 'carsharing' en Madrid

Share Now ha anunciado la suspensión temporal de sus servicios en Madrid a partir de este miércoles. "En vista de las circunstancias excepcionales causadas por la propagación del Covid-19 y debido a las regulaciones gubernamentales, suspendemos temporalmente nuestro servicio en Madrid", ha indicado la compañía de 'carsharing' a sus clientes.

De este modo, Share Now, antigua car2go y operada a medias entre Daimler y BMW, se une al parón ya anunciado Zity -participada por Renault y Ferrovial-, WibBLE -de Repsol y Kia-. y Emov by Free2Move -del grupo PSA-. Son ya más de 2.600 vehículos de 'carsharing' inoperativos en la capital hasta nuevo aviso.

La compañía optó en un primer momento por implementar medidas de desinfección en sus vehículos para evitar la expansión del coronavirus. Zity también suspendió temporalmente su servicio al aeropuerto, bajó los precios y reforzó la limpieza en sus 800 coches en un principio. Pero, tras decretarse el estado de alarma, decidió dejar de operar.

Lo mismo pensó WiBLE. “No es una decisión sencilla, pero la responsabilidad y la evolución de los acontecimientos nos llevan a tomar esta medida tan compleja”, informó la empresa, con 500 vehículos, en un correo electrónico a sus clientes.

Por su parte, Emov by Free2Move, del Grupo PSA, redujo en un primer momento de 600 a 150 el número de coches operativos y recomendó a sus usuarios que solo utilizaran el servicio cuando fuese “esencial”. Tras reforzar la limpieza en todos sus vehículos, decidió parar.

Respiro, el servicio de ‘carsharing' de Seat, ha implementado un nuevo método de reserva. Los clientes tendrán que hacer la reserva vía telefónica con dos horas de antelación para que así la empresa pueda poner en marcha su protocolo de limpieza, desinfección y puesta a punto del coche, que supone más de una hora de trabajo.

Desde Free Now, antigua Mytaxi, comentan que el volumen de desplazamientos se ha reducido entre un 75% y un 80% desde que se decretara de alarma. La compañía cuenta con 150 empleados -teniendo en cuenta el hub de Barcelona- y asegura que su principal objetivo ahora es colaborar con las autoridades en lo que puedan. También está monitorizando el impacto económico y evaluando distintas opciones con el objetivo de preservar al máximo los puestos de los trabajadores.

La startup española Joinup, conocida también por su aplicación para solicitar taxis, también ha visto como se ha reducido “drásticamente” el número de servicios por el Covid-19.

Normas
Entra en El País para participar