La banca británica cae con fuerza en Bolsa tras suprimir el dividendo

Barclays, HSBC, Lloyds Banking Group, Royal Bank of Scotland y Standard Chartered suspenden el pago de cupón

Oficina del banco británico Barclays.
Oficina del banco británico Barclays. REUTERS

La banca británica cae con fuerza en Bolsa después de que los principales bancos anunciaran ayer que suspenden el pago de dividendos después de la presión del regulador, ahorrando su capital para amortiguar las pérdidas económicas esperadas como consecuencia del coronavirus.

Barclays, HSBC, Lloyds Banking Group, Royal Bank of Scotland y Standard Chartered han sido algunas de las entidades que han dejado en stand by los pagos de dividendo y hoy han encajado castigos de hasta el 12%

Las entidades británicas habrían repartido más de 8.990 millones de euros en dividendos correspondientes a las cuentas de 2019. El mayor desembolso habría sido el de HSBC con 4.200 millones de dólares (3.827 millones de euros).

La medida se tomó en respuesta a una petición de la Prudential Regulatory (PRA), que también pidió a los bancos y aseguradoras que no pagaran a los ancianos los bonos del personal este año.

Los bancos británicos dijeron que no pagarían dividendos provisionales de 2020 y desechó los pagos previstos para 2019, pero retrasó el anuncio de los cambios a sus políticas de pago ejecutivo.

"El banco tiene una base de capital fuerte, pero creemos que es correcto yprudente, para las muchas empresas y personas que apoyamos, tomarestos pasos ahora", dijo el presidente de Barclays, Nigel Higgins.

Los bancos pagan dividendos como una forma de recompensar a los accionistas y disponer de los beneficios excedentes, pero tienen la opción de retener las ganancias en su lugar para preservar sus niveles de capital.

Tras los pasos del BCE

El BCE pidió la semana pasada a los bancos de la zona euro que no pagaran dividendos ni realizaran recompras de acciones hasta octubre como muy pronto, y utilizar sus beneficios para apoyar la economía.

Varios de los mayores bancos de Europa, incluyendo UniCredit, e ING anunciaron que retrasarán el pago del dividendo de 2019. Uno de los últimos en hacerlo ha sido Société Générale.

El consejo de administración del banco francés Société Générale ha decidido mantener la convocatoria de junta general de accionistas de la entidad para el próximo 19 de mayo, pero, siguiendo la recomendación del Banco Central Europeo (BCE), ha anunciado la cancelación de cualquier distribución de dividendo correspondiente al ejercicio 2019.

En un comunicado, el banco galo ha señalado que el BCE ha pedido a las entidades aplazar cualquier decisión al respecto al menos hasta el próximo mes de octubre, lo que resulta incompatible con la legilación francesa, que estipula que el pago de losdividendos anuales deberá hacerse a más tardar el 30 de septiembre.

En este sentido, el consejo de Société Générale propondrá durante la segunda mitad de 2020 "directrices sobre el retorno para los accionistas", que podrían consistir en el abono de un dividendo provisional respecto de los resultados de 2020 o en un dividendo extraordinario mediante la distribución de reservas, lo que, en este caso, requiriría de la celebración de una junta de accionistas.

Por otro lado, la entidad ha señalado que, ante las incertidumbres relacionadas con la magnitud y duración de la pandemia de Covid-19, actualmente está estudiando escenarios potenciales y su impacto en los resultados del banco, así como potenciales medidas correctivas.

Asimismo, y en cumplimiento de las recomendaciones de la Autoridad de los Mercados Financieros de Francia, el grupo ha suspendido las metas para su ejercicio 2020, comunicadas el pasado 6 de febrero durante la presentación de sus resultados anuales.

Banca suiza

Por el contrario, los gigantes bancarios suizos UBS y Credit Suisse ha dicho que planea seguir adelante con los dividendos del 2019 a pesar de que el regulador suizo ha pedido cautela en los pagos.

Se espera que el desembolso que iban a hacer los bancos en lospagos de dividendos liberará el capital que los bancos pueden prestar a las empresas y los consumidores para hacer frente a la pandemia del coronavirus. Pero algunos analistas creen que la cancelación de los dividendos podría en realidad perjudicarla oferta de crédito a la economía real.

En Francia, donde los bancos aún no se habían pronunciado, el consejo de administración de Société Générale ha decidido mantener la convocatoria de junta general de accionistas para el próximo 19 de mayo, pero, siguiendo la recomendación BCE, ha anunciado la cancelación de cualquier distribución de dividendo correspondiente al ejercicio 2019.

Normas
Entra en El País para participar