Industria

El Gobierno exime del parón total a la siderurgia y plantas exportadoras

Mantendrán una actividad mínima para evitar costes de arranque y preservar contratos

Imagen de un alto horno.
Imagen de un alto horno.

La actividad que no sea esencial para la supervivencia del país frente al Covid-19. Rectificación o, visto de otro modo, ampliación de facto del listado de sectores que mantienen cierto pulso. La industria vio la luz.

En el escenario de máxima restricción a la movilidad, que no de la actividad, las ministras María Jesús Montero y Nadia Calviño salieron ayer del Consejo de Ministros argumentando que con el Real Decreto Ley 10/2020 del domingo “no se ha detenido la economía”, sino que se ha entrado en “una suerte de hibernación”. El Gobierno se ha replanteado la necesidad de que las empresas conserven contratos y actividad productiva para facilitar la reactivación tras el estado de alarma. También lanza una segunda batería de ayudas a amplios sectores. En el caso de la industria se acelera el desembolso de créditos para facilitar liquidez.

Antes de la reunión de ministros, y en pleno caos motivado por la orden de cierre, fue el Ministerio de Industria el que lanzó una nota de interpretación del citado real decreto ley, de 29 de marzo, que ha regulado el permiso retribuido recuperable hasta el 9 de abril. El departamento de Reyes Maroto aclaró que la clausura no era aplicable a plantas de la siderurgia o a las exportadoras. Por la tarde, en rueda de prensa, Maroto añadió que pueden mantener la actividad mínima indispensable.

  • Plácet para las fábricas exportadoras. El sector industrial apreció ayer un importante espaldarazo en el último párrafo de la nota interpretativa que emitió Industria. En este se argumenta que “quedan exceptuadas de la aplicación del artículo 2 [sobre el permiso retribuido obligatorio], las personas trabajadoras respecto de las actividades de importación y exportación de todo tipo de productos, bienes y materiales, en la medida en que se configuran como clave del abastecimiento o del cumplimiento de compromisos de contratos internacionales”. En este capítulo caben desde fabricantes de componentes para la automoción hasta firmas de productos químicos y de materiales de construcción.
  • Evitar la factura de apagar los hornos. Para la industria pesada resultó clave la lectura que Industria hizo del artículo 4 del real decreto ley, que argumenta que las fábricas “podrán mantener una actividad mínima imprescindible teniendo como punto de referencia la actividad de fines de semana o festivos”. Este mantenimiento “mínimo” del pulso industrial “hay que entenderlo especialmente prescrito para aquellas instalaciones industriales cuya parada prolongada durante varios días cause daños que imposibiliten o dificulten su nueva puesta en producción o que genere riesgo de accidentes”, afirmó Industria.
  • Un retén y teletrabajo. Desde patronales como Unesid y Cepco se había peleado por complementar el teletrabajo con un mínimo de efectivos en las plantas. Así salvan la salida de stock a la exportación y evitan que cargamentos de materias primas ya comprometidos no pudieran llegar. Entre los productores la preocupación era máxima tanto por los costes del parón como por los que llegarían con la futura puesta en marcha.
  • Asturias se adelantó. La Delegación del Gobierno en Asturias y el Gobierno del Principado consensuaron un listado de referencias de la industria pesada local para eximirla del cierre. La presión empresarial era máxima. Entre ellas figuran ArcelorMittal, Glencore, Asturiana de Zinc, Alu Ibérica y Aleastur, en el metalúrgico. Asturiana de Laminados quedó liberada dentro de la producción de plomo, zinc y estaño. En el sector de la cal se señaló a Tudela Veguín y Grupo Masaveu. Del petroquímico se salvaron del cierre Industrial Química del Nalón e Industrias Doy Manuel Morate. El fabricante de elevadores Thyssenkrupp y el de productos cerámicos Intocast Ibérica también entraron, así como referencias del sector químico como DuPont, Sontara y Corteva. Y Duro Felguera, Idesa, Deganta, instalaciones de Hunosa, Minersa o Calcitas Asturianas completaron la lista.
Normas
Entra en El País para participar