Restauración

Amrest anticipa un impacto "significativo" del Covid-19 en el negocio y cancela previsiones

La compañía de restauración indica que tiene una caja de 134 millones para afrontar la coyuntura

Un restaurante de La Tagliatella.
Un restaurante de La Tagliatella.

Amrest, la compañía de restauración dueña entre otras de La Tagliatella, ha dado hoy por canceladas todas las previsiones que había fijado para el ejercicio 2020 debido a la crisis del coronavirus. Esta ha provocado el cierre de todos sus restaurantes en España y en buena parte de los 26 mercados en los que opera. Por ello, la compañía espera que el impacto "en los resultados económicos de este año sea significativo·, según ha comunicado a la CNMV.

La sociedad de origen polaco ha especificado que en la actualidad mantiene operativos un total de 1.019 restaurantes, el 44% de toda su red, incluyendo locales propios y franquiciados, "la mayoría de los cuales ofrece servicios de entrega a domicilio, mitigando así el impacto de la situación que actualmente enfrenta el negocio". Amrest destaca la recuperación del mercado chino, donde ya tiene en funcionamiento todos sus restaurantes menos uno. Según la información disponible en su web, en el gigante asiático tiene 74 restaurantes, la mayoría de la enseña Blue Grof. Allí las ventas se han más que cuadruplicado en el último mes.

De cara al impacto en su negocio, Amrest subraya que cuenta con una "sólida posición financiera", con una caja de 134 millones. Por eso confía en "ser capaz de hacer frente a cualquier perturbación del negocio, al tiempo que mantiene una estrecha comunicación con sus bancos financiadores".

"Amrest está comprometido con sus clientes, empleados y accionistas, y está tomando todas las medidas necesarias para continuar operando con los más altos estándares de calidad y seguridad", añade la compañía.

La dueña de La Tagliatella anunció hace unos días la aplicación de un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) por causas de fuerza mayor al 93% de su plantilla en España, en concreto 3.666 trabajadores, por el cierre de los 143 restaurantes propios que tiene en España de KFC, La Tagliatella, Bacoa y Blue Frog.

Normas
Entra en El País para participar