España retrasa la subasta de 5G a causa del coronavirus

Comunica el aplazamiento del segundo dividendo digital a la Comisión Europea

Videoconferencia de la vicepresidenta del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, y el secretario de Estado de Telecomunicaciones e Infraestructuras Digitales, Roberto Sánchez, con los operadores.rn rn MINISTERIO DE ASUNTOS ECONÓMICOSrn 20032020
Videoconferencia de la vicepresidenta del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, y el secretario de Estado de Telecomunicaciones e Infraestructuras Digitales, Roberto Sánchez, con los operadores. MINISTERIO DE ASUNTOS ECONÓMICOS 20/03/2020

El Gobierno anunció este lunes que ha decidido retrasar la gran subasta de espectro de la banda de 700 MHz, que se va a dedicar al futuro móvil 5G, a causa de la crisis abierta por el contagio del coronavirus Covid-19. La licitación estaba prevista para los meses de mayo y junio. En el sector ya se apuntaba a su aplazamiento, dada la situación actual de estado de alarma, tal y como adelantó este periódico el pasado 18 de marzo.

En una nota oficial, el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital indicó que había comunicado a la Comisión Europea que, debido a la situación excepcional derivada de la pandemia del Covid-19, ha decidido aplazar la fecha para la liberación de la banda de 700 MHz, el segundo dividendo digital, proceso que va prácticamente en paralelo a la citada subasta. El Ministerio insistió en que es un aplazamiento y no una suspensión, añadiendo “que las medidas de restricción de la movilidad inevitablemente están ocasionando retrasos en la planificación original que impedían finalizar el proceso antes del 30 de junio”.

Lo cierto es que España no es el único país en tomar esta decisión. El aplazamiento de las licitaciones de bandas de frecuencias para servicios 5G es una decisión adoptada en los últimos días por otros países de la Unión Europea, como Francia, Austria y Portugal.

La decisión viene a aliviar a las telecos, en un momento muy complejo. Desde las operadoras se había indicado en las últimas semanas que la subasta de espectro 5G debía retrasarse dada la actual situación de estado de alarma para hacer frente al Covid-19.

En su opinión, ni era el momento porque todos los esfuerzos están enfocados en mantener la red, ni tampoco se podía abrir un proceso de licitación que supone ampliar la tensión financiera en un momento de posible estrechamiento en los mercados de deuda como consecuencia de la crisis. Fuentes del sector creen que para el Gobierno tampoco era buen momento, porque en esta situación, las telecos estarían reticentes a hacer una fuerte apuesta económica por este espectro.

La patronal DigitalES insistió sobre la necesidad de que un proceso tan relevante y complejo como el segundo dividendo digital se acometa con las debidas garantías de certidumbre, eficiencia técnica y económica, y seguridad jurídica para el conjunto de agentes involucrados en el mismo. “Las actuales circunstancias entrañan una serie de riesgos operativos, financieros y estratégicos ligados a este proceso que no pueden ser asumidos por el conjunto de agentes involucrados y aconsejan máxima prudencia, así como la reconsideración de los citados plazos. No hay que obviar asimismo que los recursos de los agentes directamente afectados se encuentran focalizados, en la situación de emergencia sanitaria, en el mantenimiento y operación de los servicios y tecnologías en servicio”, dijo la asociación.

Reacciones

Orange consideró lógica y acertada la decisión, más aún cuando, debido a la situación actual, se han tenido que aplazar algunas de las actuaciones necesarias para la liberación de la banda 700MHz. “Creemos que, superada la emergencia actual, y una vez liberada la banda, el principal objetivo será la recuperación de la actividad económica, para, de vuelta ya a una cierta normalidad, emprender de nuevo todos los pasos que harán realidad el despliegue efectivo del 5G en España, que de seguro supondrá un impulso adicional a la economía”, dijo.

Las cuestiones se centran en saber cuándo se hará la subasta. Fuentes del sector señalan que el proceso no se retomará hasta al menos los meses de otoño, momento en el que las telecos ya podrían estar en mejor disposición de afrontar el proceso. Otras fuentes no descartan que la licitación se aplace más tiempo y se adapte al calendario que llevan otros países europeos, que prevén esta subasta en el primer semestre de 2021.

En este sentido, el Ministerio de Nadia Calviño indicó que en la comunicación remitida a la Comisión Europea se explica que la nueva fecha del dividendo digital se determinará en función de cuándo finalicen las medidas de contención adoptadas para hacer frente al Covid-19. En todo caso, se señala que “será el mínimo plazo imprescindible para completar el proceso”.

Impacto en las cuentas públicas

Ingresos. El aplazamiento de la subasta de 5G podría tener su impacto en las cuentas del Estado. Al ser una subasta no está clara la cifra de ingresos definitiva para las arcas públicas. En la licitación de espectro del verano de 2018, de las frecuencias de 3,6-3,8 GHz, también dedicadas en su mayoría al 5G, el importe total acumulado por el conjunto de las concesiones superó los 437 millones de euros. Con el pago acumulado a 20 años incluyendo los intereses, el importe superaba los 542 millones, a los que al sumar el importe de la tasa por reserva de espectro radioeléctrico, superaban los 868 millones.

Buena sintonía. La decisión se ha producido en un momento de buena relación entre operadoras y Gobierno, que ha agradecido al sector el esfuerzo en mantener el servicio, clave para el teletrabajo y el ocio de los miles de ciudadanos confinados. Ambas partes firmaron un acuerdo para reforzar la conectividad y las redes para servicios de emergencia. Igualmente, el Gobierno escuchó la petición de las grandes telecos de suspender las portabilidades mientras dure el estado de alarma, por los riesgos de salud para los instaladores. Ayer, el Gobierno volvió a destacar que los operadores están realizando un esfuerzo adicional para afrontar la crisis.

Normas
Entra en El País para participar