Diez gigantes que dejan en el aire la retribución al accionista

La parálisis de actividad que impone la pandemia desploma las ventas y mermará los beneficios, ante lo que líderes de todos los sectores empresariales renuncian a los dividendos y a la recompra de títulos

Diez gigantes que dejan en el aire la retribución al accionista
REUTERS

La magnitud de la crisis económica que va a traer la pandemia del coronavirus Covid-19 ya se compara abiertamente con la que siguió a la quiebra de Lehman Brothers. La parálisis de actividad a nivel mundial, impuesta para contener los contagios, ya supone un derrumbe en las ventas de las empresas, que estos días reajustan a la baja sus previsiones para este año. De nada sirven los objetivos previos marcados para 2020 y la retribución al accionista es uno de los puntos más en entredicho, ante la perspectiva inevitable de menores beneficios.

En esta semana han sido numerosas las grandes compañías que han anunciado la suspensión o el recorte del dividendo o la renuncia a los programas de recompra de acciones. En el caso de los bancos, la reducción del dividendo o su supresión promete ser generalizada después de que incluso el BCE haya instado al sector a retrasar su pago para poner todo el foco en la concesión de crédito.

A continuación se recoge un resumen de las compañías más destacadas que en los últimos días han anunciado cambios en su política de retribución al accionista.

Santander, el primero de una lista de bancos que seguro irá a más

Santander

Banco Santander ha sido la primera entidad financiera española en anunciar que deja en suspenso el pago de dividendos, una decisión hacia la que presionan abiertamente los supervisores –el BCE hizo una recomendación casi obligatoria de suspender la retribución de los bancos a sus accionistas hasta octubre– para proteger su solvencia y la concesión de créditos ante la crisis. La entidad comenzó por anunciar la previsión de un moderado impacto en beneficios por el coronavirus este año, del 5% contando con una rápida recuperación, pero esta semana ha comunicado a la CNMV que no efectuará en noviembre el pago de dividendo a cuenta de este año. Con el dividendo en suspenso, la decisión final sobre la retribución con cargo a los resultados de este año se someterá a la junta de accionistas de 2021.

Inditex, una decisión sin precedentes en su historia como cotizada

Inditex

La pandemia del coronavirus va a pasar una dura factura a Inditex, que ya ha decidido hacer una provisión específica de 287 millones y ha anunciado una caída de las ventas del 24% en la primera quincena de marzo, antes incluso de que se decretara en España el estado de alarma. Por primera vez desde que cotiza, Inditex ha dejado en suspenso el pago de dividendos. Teniendo en cuenta la situación actual de incertidumbre provocada por la pandemia del coronavirus, la compañía “considera que no se dan, en el momento presente, las condiciones necesarias para tomar la decisión adecuada sobre el reparto del dividendo”, y ha decidido destinar el beneficio a reservas. En el mes de julio, en el consejo de administración previo a la junta de accionistas, tomará una decisión definitiva sobre el pago.

Airbus, el gigante europeo que insiste en mantener la actividad

Airbus

El gigante de fabricación de aviones anunció al inicio de esta semana que no pagará el dividendo a cuenta correspondiente a los resultados de 2019, por una cuantía que ronda los 1.400 millones de euros, y que anula las previsiones que manejaba para este año. Airbus, a quien S&P acaba de rebajar a negativa la perspectiva del rating,, añadía que ha solicitado una nueva línea de crédito de 15.000 millones de euros, al tiempo que aseguraba contar con la liquidez necesaria para hacer frente a sus necesidades, por una cuantía de 30.000 millones. La compañía ha decidido continuar con la actividad y dar respuesta a su cartera de pedidos, aunque la extensión de la pandemia, con casos entre su plantilla, está poniendo al grupo en España ante un momento de tensión laboral y sanitaria.

Amadeus, préstamo de 1.000 millones y plan de ahorro de costes

Amadeus

El sector turístico ha acusado desde el primer momento la pandemia del coronavirus. El confinamiento y la parálisis de los viajes a nivel mundial condena sin remedio al sector a las pérdidas y Amadeus ya avanzó esta semana que, además de suprimir el dividendo, negocia con un grupo de bancos un crédito puente por 1.000 millones y la introducción de un programa de reducción de costes. En definitiva, respuestas financieras en todos los frentes posibles. Amadeus debe adelantarse al vencimiento en noviembre de 500 millones en bonos y a la renovación de su programa de pagarés. En cuanto al dividendo, la decisión es no llevar a la junta de accionistas de junio su distribución, lo que permitirá un ahorro de 320 millones de euros.

Coca Cola, de entrada, anulación de las recompras de acciones

Coca-Cola

Coca Cola European Partners, embotelladora europea de Coca Cola cotizada en la Bolsa española, ha comenzado por retirar su programa de recompra de acciones, una vía indirecta con la que retribuir al accionista puesto que sirve de impulso para la cotización, y ha dejado en el aire el pago de dividendo que suele abonar en junio. “El consejo tomará una decisión sobre el dividendo a cuenta de 2020 en la actualización de ventas que se hará el 28 de abril”, reconoce la compañía, que también ha retirado las previsiones financieras que tenía para 2020. Las recompras de acciones previstas de Coca Cola EP ascendían a 1.000 millones de euros durante este ejercicio, de los que la empresa ha efectuado ya adquisiciones por 130 millones. El viernes presentó un ERTE en España.

H&M, cancelación de un dividendo de 1.500 millones de euros

H&M

Los accionistas de H&M han seguido la misma suerte que los de su rival Inditex. La segunda mayor compañía del mundo de distribución textil, por detrás de la española, ha decidido proponer a la junta de accionistas la cancelación del dividendo, con lo que los titulares de acciones del grupo dejarán de recibir alrededor de 1.500 millones de euros. “Estoy convencido de que es la mejor decisión dada la actual situación, con el objetivo de fortalecer la ya sólida posición financiera del grupo y asegurar nuestro margen de decisión futuro”, explicó en un comunicado el presidente del grupo Stefan Persson. H&M ya ha aplicado un ERTE a su plantilla en España. En China, donde comenzó la pandemia, ha sufrido un descenso de las ventas en el primer trimestre del 24%.

Ford, acopio de liquidez ante una pandemia que ya azota a EE UU

Ford

EE UU se ha convertido en el país con más casos de contagio por coronavirus y su potente sector automovilístico ya se resiente con fuerza. Ford ya anunció el 19 de marzo que suspende el pago de dividendo, con el objetivo de disponer de efectivo suficiente para afrontar la crisis por la pandemia. Además, avanzó que utilizará dos líneas de crédito que suman hasta 15.400 millones de dólares (14.260 millones de euros) para asegurarse el pago de todos sus compromisos. Como medida con la que intentar estimular la demanda, permitirá a sus nuevos clientes en el mercado estadounidense aplazar el pago de cuotas en la compra de sus vehículos hasta seis meses. Además, deberá responder a la petición de Donald Trump de fabricar respiradores para los enfermos por coronavirus.

Repsol, salva el dividendo de 2019 pero no la recompra de acciones

Repsol

La petrolera ha anunciado su compromiso con el pago del dividendo con cargo a los resultados de 2019. Mantiene la remuneración asumida en el plan estratégico vigente de un 1 euro por acción, bajo la fórmula del scrip dividend, y de los que tiene pendiente el abono de un complementario de 0,55 euros por título. Pero no se salva de la quema la recompra de acciones por el 5% del capital, lo que en la práctica supone un deterioro para la rentabilida del accionista. La política de retribución posterior está por definir, puesto que la petrolera ha decidido retrasar la presentación de su nuevo plan estratégico 2020-2025, prevista para el 5 de mayo, a una nueva fecha aún sin concretar. Por lo pronto, Repsol ha decidido ajustar sus inversiones un 26%.

Lufthansa, petición de ayudas públicas al sector, sin paños calientes

Lufthansa

Lufthansa, el mayor holding europeo de aerolíneas, ha dejado expuesto negro sobre blanco estos días el crudo panorama al que se enfrentan las aerolíneas. Su presidente, Carsten Spohr, ya ha augurado que el sector no sobrevivirá sin ayudas públicas, que el plan de rescate de EE UU sí contempla en cambio para las aerolíneas del país. Sin paños calientes, Lufthansa ya ha avanzado que no repartirá dividendos en 2020 y ha rebajado su previsión de beneficios para este año, para los que espera un descenso significativo. En 2019 la compañía ya sufrió un recorte del 44% en el beneficio neto consolidado, hasta los 1.200 millones de euros, afectada por el enfriamiento de la demanda y el alza en el coste de combustible. El descenso del crudo es ahora la única baza a favor del sector.

CaixaBank, recorte a la mitad del dividendo de 2019 y 2020

CaixaBank

Al igual que Santander, CaixaBank también se ha adelantado al llamamiento del Banco Central Europeo (BCE) para que suspenda el pago del dividendo y se concentre en la concesión de crédito, en respuesta a la pandemia. La entidad que preside Jordi Gual no anulará la retribución pero sí la recorta de forma significativa. El dividendo en efectivo propuesto para 2019 se reduce a la mitad, de 0,15 euros (a pagar el 15 de abril) a 0,07 euros por título y para 2020, la previsión de entregar a los accionistas el 50% del beneficio neto se recorta al 30% como máximo. CaixaBank, que ha desconvocado la junta de accionistas que estaba prevista para el 3 de abril, también ha recortado al 11,5% el objetivo de ratio de capital CET1 desde el 12% anterior.

Normas
Entra en El País para participar