El Ibex sube un 5,19% en su segunda semana consecutiva al alza

El mercado ha corregido hoy tras las fuertes subidas de los días anteriores

Ibex 35 Pulsar para ampliar el gráfico

Los mercados europeos han dado hoy un violento frenazo. Después de tres jornadas consecutivas al alza, las Bolsas del Viejo Continente han cerrado con fuertes descensos. El rebote se había prolongado, apoyado en los paquetes de estímulos aprobados por los distintos países y bancos centrales. Pero la enorme incertidumbre sobre las consecuencias económicas del coronavirus sigue presente, especialmente dada la rápida propagación en partes de Estados Unidos, y los inversores prefieren mantener cautela. En Estados Unidos, Wall Street ha ido en línea con el mal comportamiento de los índices europeos y el Dow Jones se ha dejado un 4%.

La falta de acuerdo en el consejo europeo para fijar un plan de estímulos que permita luchar de manera conjunta contra el Covid-19 ha echado más leña al fuego. El Ibex ha caído un 3,63% quedando, así, en los 6.777,9 puntos con un descenso que ha ido en línea con el de otros mercados. No obstante, en la semana sube un 5,19%.

En el selectivo, teñido de rojo, Aena, IAG  y ACS han sido las cotizadas más perjudicadas al restar un 6,82%, un 6,22% y el 6,17% de su valor respectivamente. Los bancos han quedado también como algunos de los valores más penalizados, después de que la patronal bancaria europea haya recomendado suspender los dividendos y a pesar del aplazamiento hasta el 1 de enero de 2023 de la entrada en vigor de las normas de Basilea III que hoy ha anunciado el Banco Internacional de Pagos.

Pablo Hernández de Cos, gobernador del Banco de España y presidente del Comité de Basilea, ha explicado que con el aplazamiento de un año que han aprobado se liberará "capacidad de maniobra para los bancos y los supervisores a medida que responden al impacto económico del Covid-19". "El Comité seguirá monitorizando el impacto de la pandemia en los bancos y en los supervisores y respondiendo de forma coordinada con el Consejo de Estabilidad Financiera y el resto de instituciones en asuntos transversales", ha apostillado.

Pese al balón de oxígeno regulatorio, el Santander se ha dejado el 5,94% en la sesión, más que el 3,22% de Bankia, que ha anunciado que suspende el dividendo extraordinario de 2.500 millones. CaixaBank, que ayer anunció un récord de dividendo, ha caído un 5,89%. 

Inditex ha aportado muchos puntos negativos al Ibex con su descenso del 4,21%, igual que Siemens Gamesa, que se deja un 3,98%. En cambio, han escapado de las ventas Viscofan, REE y Colonial. Grifols, que ha anunciado una alianza para fabricar en China, ha dejado atrás el rojo y finalmente ha subido un 2,2%.

Las caídas de hoy han dejado el balance de cinco sesiones peor que el de la semana pasada, cuando el Ibex subió el 9,47% en su mejor semana en nueve años. Desde el mínimo del pasado lunes 16 y hasta el cierre de hoy el índice ha recuperado un cerca de un 10,5%. Un rebote que palidece ante el 33% que se deja desde el 19 de febrero.

Aunque hoy el bono español se mantiene relativamente estable algo por encima del 0,52%, el italiano eleva su rentabilidad en 13 puntos básicos. Pierde, así, parte del terreno ganado ayer, cuando el BCE retiró las restricciones a la distribución de su programa de compras de deuda. El bono estadounidense cotiza en el 0,738% seis puntos menos que el de ayer. 

En el mercado de divisas, el euro se mantiene al alza frente al dólar, en la sexta sesión consecutiva de avances para la moneda europea: suma un 0,26% y acumula cerca del 4% desde el viernes pasado. La divisa estadounidense ha ejercido de refugio en los momentos más complicados de la crisis, y a medida que el pánico se modera, pierde posiciones. 

En cuanto a los datos macro, en China se ha conocido que los beneficios de las principales empresas industriales chinas se desplomaron un 38,3% interanual en los meses de enero y febrero de 2020. Ayer se conoció el dato de peticiones semanales de subsidio de desempleo en Estados unidos, que en la última semana se disparó a 3,28 millones de nuevos parados, la cifra histórica más alta, lo que da un indicio de la crisis abrupta que se avecina. En España, los sindicatos estiman que el coronavirus pueda provocar un millón de despidos. 

De cara a qué esperar en el futuro en los mercados, preocupa y mucho el aumento de positivos de coronavirus en Estados Unidos. El analista de eToro Adam Vettese, explica que, una vez que EE UU ha superado a China en número de infectados “es razonable pensar que lo peor está por llegar”. “Cabe preguntarse si, a pesar de todos los estímulos, el empeoramiento de la situación en la mayor economía del mundo no hará que nos esperen por delante días muy agitados en los mercados”, afirma.

Tampoco ayudarán a las Bolsas del Viejo Continente “las recurrentes dudas de los inversores sobre la capacidad de los miembros de la Unión Europea para llegar a acuerdos que permitan, en primer lugar, solucionar la crisis sanitaria del coronavirus y, en segundo lugar, que puedan paliar los efectos económicos derivados del brote”, sostiene Sergio Ávila, analista de IG.

Más optimistas son desde Bank of America. Los analistas de la firma prevén un alza del 25% del Stoxx 50 para el mes de agosto. Para ello, confían en que los PMIs de la eurozona se recuperen en el tercer trimestre. “Esperamos que los valores cíclicos lo hagan mejor que los defensivos ayudados por estos PMIs que repuntarán”, aventuran. 

Para Hans-Jörg Naumer, Director de Global Capital Markets & Thematic Research de Allianz GI, en la próxima semana serán especialmente relevantes los indicadores de confianza de la economía. Destacan el índice ISM del sector no manufacturero de EE UU, el índice Markit de gestores de compras de Italia y los índices de gestores de compras de NBS y Caixin del sector manufacturero de China. “Puesto que allí ya se ha reanudado la producción, sería una señal llena de esperanza si estos importantes índices ya mostraran una mejora o, por lo menos, una estabilización”, opina Naumer. 

Por su parte, en Renta 4 insisten en que "hasta que no haya una moderación en la curva de contagios será difícil que las Bolsas generen un suelo sostenido". Estados Unidos ya ha superado a China en número de infectados y se espera que en las próximas semanas la cifra de contagios siga al alza. China, donde se inició la infección, ha cerrado sus fronteras para evitar una nueva oleada de contagios. Y en Italia y España el cómputo de víctimas sigue siendo dramático.

Normas
Entra en El País para participar