El virus aclarará el abarratado mercado de las ferias y exposiciones

El sector en general se recuperará, pero habrá empresas que desaparezcan

China Digital Entertainment Expo and Conference (ChinaJoy) en Shanghái.
China Digital Entertainment Expo and Conference (ChinaJoy) en Shanghái.

Es difícil recrear el Salón del Motor de Ginebra como una experiencia virtual. Los organizadores de ferias y exposiciones se esfuerzan por hacer frente al Covid-19, que ha cerrado todo, incluidas las conferencias sobre la propia enfermedad.

Antes de que se produjera la pandemia, el sector de exposiciones mundiales, de 30.000 millones de dólares, crecía un 3% anual, según Reed Exhibitions, que organiza los populares Comic-Con. El sector es además un activo ligero -los recintos son en su mayoría alquilados- y sumamente rentable, ya que los organizadores pueden cobrar tanto a los expositores como a los visitantes. Informa, el líder del mercado que cotiza en Londres y cuyas acciones han caído a la mitad este año, tuvo un margen operativo del 30% en 2019.

Este año, sin embargo, está previsto que sea más una película de terror que un concurso de belleza. El mejor resultado sería que el virus amainara lo suficiente como para que los eventos cancelados se recuperaran en el segundo semestre. Pero eso depende de la disponibilidad de lugares a menudo enormes. El Mobile World Congress, por ejemplo, debía albergar a 100.000 delegados. Si los eventos no pueden reprogramarse, la opción menos mala para los organizadores es dar a los expositores un crédito para la fiesta del próximo año, en vez de un reembolso.

Otra contramedida es llevar los eventos al online. Pero eso funciona principalmente en industrias de tecnología como la del software. La Conexpo-Con, el mayor encuentro de la industria de la construcción de Nortea­mérica, que se celebró en Las Vegas a principios de mes, es totalmente físico. Pero sigue siendo un mercado imperdible para vendedores y compradores.

Eso apunta a que el mastodonte de las ferias, la mayor parte de la industria de los eventos, volverá a la carretera cuando el virus retroceda. Pero es menos probable que su fragmentada estructura sobreviva. Los 20 principales actores, incluidos Reed e Informa, suponen menos de un tercio del mercado. Un montón de operadores con bolsillos poco profundos y carteras estrechas pueden no sobrevivir.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías