Bankinter aplazará cuatro meses el pago de la hipoteca a quien no pueda tener moratoria

La medida va destinada a afectados por un ERTE, así como a profesionales, autónomos o empleados de sectores cuya actividad esté paralizada y no cumplan los requisitos del Real Decreto

María Dolores Dancausa, consejera delegada de Bankinter.
María Dolores Dancausa, consejera delegada de Bankinter.

Bankinter ha ampliado las condiciones de ayuda al pago de la hipoteca para clientes afectados económicamente por el coronavirus. De esta forma, el banco ha aprobado ir más allá de la moratoria hipotecaria establecida en el Real Decreto del Gobierno por el  estado de alarma y va a permitir una carencia en el pago del capital de la hipoteca a clientes que no puedan acogerse a los requisitos que plantea la citada norma.

Según detalla la entidad, los clientes "pagarán menos cuota mensual en su hipoteca ya que de dicha cuota se restará la parte correspondiente al capital por un periodo de hasta cuatro meses, lo que puede reducir la cantidad de manera significativa". Además, este aplazamiento del pago podrá ser prorrogable hasta los 12 meses en aquellos casos en los que sea necesario.

Esta medida va dirigida a aquellos clientes de bankinter que queden en paro como consecuencia del estado de alarma por el Coivd-19, así como los afectadas por un ERTE. También se verán beneficiados aquellos profesionales, autónomos o empleados cuyas actividades estén clausuradas como consecuencia del decreto de medidas urgentes.

Esta medida se suma al pequete que ha ido lanzando la entidad los últimos días. En lo que se refiere al ámbito empresarial y de trabajadores autónomos, Bankinter ha puesto, asimismo, a su disposición una serie de facilidades ya que tiene activada la línea de avales respaldados por el Estado, cuyo primer tramo fue aprobado ayer por el Consejo de Ministros.

Por otro lado, también en el marco del plan de choque, Bankinter ha adelantado a este miércoles el pago de las pensiones a sus clientes, lo que supone anticipar este abono cinco días. A ello se une lo ya puesto en marcha en facilidades crediticias a empresas, como las carencias en los préstamos para determinados clientes o post-financiación confirming, así como carencia y ampliaciones de plazo en los leasing, tanto para pymes como para autónomos.

Estas medidas se unen a las ya anunciadas el viernes por el banco, entre las que figura la posibilidad de que las empresas puedan destinar los préstamos preautorizados (previstos para el pago de impuestos y seguros sociales) a cualquier otra finalidad.

Normas
Entra en El País para participar