Ayuso da el refrendo final a la Operación Chamartín

El Gobierno regional aprueba definitivamente el desarrollo de 2,3 millones de metros cuadrados y el futuro distrito financiero de la ciudad

Recreación de Madrid Nuevo Norte.
Recreación de Madrid Nuevo Norte.

Tras 27 años, la conocida como Operación Chamartín, puede comenzar. El Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid, presidida por Isabel Díaz Ayuso, ha aprobado el macrodesarrollo urbanístico Madrid Nuevo Norte. Lo hace en un momento de crisis sanitaria sin precedentes en la región por la crisis del coronavirus, en pleno parón económico por el estado de alarma y, según la comunidad, para insuflar "ilusión entre los madrileños". Este último visado regional era necesario tras la aprobación en julio por parte del pleno municipal con el respaldo de todos los grupos políticos.

Gracias a esta operación, la urbanización y primeras obras de infraestructuras del que es uno de los grandes desarrollos urbanos de Europa podrían arrancar este año.

El Ejecutivo madrileño ha estudiado el informe favorable que por unanimidad emitió la semana pasada la Comisión de Urbanismo sobre la aprobación de Madrid, que el Gobierno regional considera "una gran oportunidad para que la Comunidad de Madrid siga siendo el motor económico de España y ayude a mejorar la calidad de vida de los madrileños".

"La aprobación abre una nueva etapa, que va a permitir la puesta en marcha de la mayor transformación urbana de la historia reciente de Madrid y la mayor de cuantas se acometen en Europa", ha asegurado, por su parte, Álvaro Aresti, presidente de DCN (Distrito Castellana Norte), la empresa promotora controlada por el BBVA y propietaria de gran parte de los terrenos. El presidente de la inmobiliaria calificó como “un proyecto de Estado” a esta operación, por lo que supondrá para el país en términos de empleo, crecimiento económico y de infraestructuras clave, como la nueva estación de Chamartín que proyecta el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana.

"Tras los 20 años que lleva este proyecto intentando ver la luz y en la situación actual de evolución del coronavirus, el Gobierno regional quiere que Madrid Nuevo Norte vuelva a despertar ilusión en los madrileños y está convencido de que supondrá un ejemplo de cómo en circunstancias difíciles mantiene firmes sus compromisos. De hecho, este proyecto volverá a situar a la Comunidad de Madrid como motor económico de la nación y donde los empresarios e inversores nacionales y extranjeros desarrollarán sus planes de futuro", según un comunicado del Gobierno madrileño.

Madrid Nuevo Norte supondrá 250.000 nuevos empleos durante los próximos años: hasta 130.000 puestos de trabajo directos y otros 120.000 empleos indirectos derivados de actividades complementarias que se generen en torno al proyecto que supondrán, además, un crecimiento económico que conllevará la atracción de talento e innovación.

Las cifras manejadas por la Comunidad de Madrid indican que durante la construcción se generarán cerca de 130.000 empleos y, una vez concluido, trabajarán en Madrid Nuevo Norte alrededor de 94.050 personas, que compartirán el espacio junto a más de 27.000 residentes.

Hacer realidad este macroproyecto también tiene una necesidad inmensa de inversión, calculada en más de 7.300 millones. De esos recursos, el gasto para las Administraciones alcanzará los 2.452 millones, frente a ingresos de 3.762 millones, lo que representa un saldo favorable al sector público de 1.310 millones.

La documentación municipal de este proyecto indica que el importe total de venta de viviendas y terciario (oficinas y locales comerciales) en este nuevo ámbito alcanzará los 13.198 millones de euros, unos gigantescos ingresos para quien tome el riesgo de participar en desarrollar el distrito desde cero.

Este desarrollo urbano ocupa 2,3 millones de metros cuadrados, desde el entorno de la plaza de Castilla hasta la autovía M-40 en una longitud de 5,6 kilómetros. Allí se levantarán 10.000 viviendas, de las que el 20% serán de protección pública.

Distrito de negocios

Aunque la parte más relevante de negocio será la construcción de la que será la nueva city financiera de la ciudad en el entorno de la Estación de Chamartín. "Permitirá a Madrid competir con otras grandes regiones y capitales europeas a la hora de atraer grandes empresas e instituciones internacionale", según el Gobierno regional. "Este centro de negocios facilitará la entrada de inversión extranjera, lo que dinamizará la economía local, regional y nacional".

Los datos manejados por el Ejecutivo de Díaz Ayuso indican que las Administraciones Públicas ingresarán a efectos fiscales 3.793 millones a lo largo del desarrollo del proyecto (559 millones de euros para la Comunidad de Madrid; 1.718 millones de euros para la Administración General del Estado y 1.516 millones de euros para el Ayuntamiento de Madrid).

Madrid Nuevo Norte supondrá 250.000 nuevos empleos durante los próximos años: hasta 130.000 puestos de trabajo directos y otros 120.000 empleos indirectos derivados de actividades complementarias que se generen en torno al proyecto que supondrán, además, un crecimiento económico que conllevará la atracción de talento e innovación.

Será un gran centro de negocios de última generación en torno a la Estación de Chamartín, que permitirá a Madrid competir con otras grandes regiones y capitales europeas a la hora de atraer grandes empresas e instituciones internacionales. Será clave para situar a nuestra región entre las más innovadoras y atractivas de Europa, ya que Madrid Nuevo Norte la dotará de la tipología de oficinas y de espacios que las principales corporaciones demandan.

Este centro de negocios facilitará la entrada de inversión extranjera, lo que dinamizará la economía local, regional y nacional. De hecho, las Administraciones Públicas ingresarán a efectos fiscales 3.793 millones de euros a lo largo del desarrollo del proyecto, según los datos del mismo (559 millones de euros para la Comunidad de Madrid; 1.718 millones de euros para la Administración General del Estado y 1.516 millones de euros para el Ayuntamiento de Madrid). A su vez, hacer realidad este macroproyecto también tiene una necesidad inmensa de inversión, calculada en más de 7.300 millones.

  • La aprobación

La aprobación del plan supondrá el cambio radical del norte de Madrid. Este proyecto nació en 1993, en la época de Josep Borrell como ministro de Obras Públicas, con el objetivo regenerar el entorno viario de la estación de Chamartín, que casi tres décadas después continúa siendo una brecha entre este y oeste de la ciudad en sus distritos septentrionales. Aunque Madrid Nuevo Norte también supondrá la creación de la nueva city de oficinas de la ciudad y un enorme negocio.

El proyecto que ha aprobado Ayuso es el que Manuela Carmena (Más Madrid), anterior alcaldesa de la ciudad, elaboró y pactó con el principal promotor del nuevo barrio, la empresa Distrito Castellana Norte (DCN) –compañía controlada por BBVA– y recibió la bendición del ministro José Luis Ábalos, ya que el departamento de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana es dueño de gran parte de los terrenos junto a la estación de Chamartín a través del administrador ferroviario Adif. En julio, ya con José Luis Martínez-Almeida (PP) como regidor, el pleno municipal ratificó el plan por unanimidad de Más Madrid, PP, Ciudadanos, PSOE y Vox.

  • Los protagonistas

El administrador ferroviario Adif recibirá más de 1.200 millones de euros en 20 años por la venta de los terrenos a Distrito Castellana Norte, que desde este momento se convierte en el gran impulsor del desarrollo.

Esa inmobiliaria está controlada por BBVA en un 75,54%. En octubre entró en el capital Merlin Properties, al comprar el 14,46% del accionariado por 168,89 millones a Grupo San José, que se mantiene como minoritario con el 10%. Hasta poco antes de esa fecha, la socimi había negociado con el banco hacerse con el control de DCN, tal como publicó este diario en septiembre, pero las negociaciones se enfriaron.

“No es un proyecto inmobiliario cualquiera, sino una actuación singular, con una dimensión y un poder transformador nunca visto antes”, opinó el presidente de DCN.

Normas
Entra en El País para participar