Industria

Stadler cierra su planta de Valencia y evita un ERTE con la prolongación de jornadas tras la crisis

El fabricante de trenes alcanza un acuerdo con el comité de empresa para la suspensión de la actividad hasta el 14 de abril

Fábrica de Stadler en la localidad valenciana de Albuixech.
Fábrica de Stadler en la localidad valenciana de Albuixech.

El fabricante ferroviario suizo Stadler ha aplicado una solución de consenso con sus empleados en la planta valenciana de Albuixech para detener la producción y preserver la salud de la plantilla ante el Covid-19. El acuerdo consiste en una suspension temporal de la actividad, en principio hasta el 14 de abril, sin aplicar ERTES ni despidos.

Stadler Valencia y su comité de empresa han diseñado una reorganización de las tareas por la que se impone el teletrabajo para aquellos puestos susceptibles de continuar con la labor de forma remota y se reorganiza el del resto para cuando se vuelva a la normalidad.

La idea es que la plantilla recupere las horas perdidas por el confinamiento a través de prolongaciones de la jornada diaria o trabajando sábados y festivos de la empresa.

Además de la amenaza del virus, en la histórica planta valenciana de material ferroviario estaban aflorando ya problemas de abastecimiento por parte de los proveedores.

Desde Stadler se busca evitar que se produzcan “repercusiones directas en los empleados, mitigar los efectos de la actual emergencia sanitaria y garantizar la máxima protección a los trabajadores”.

Además de la amenaza del virus, en la histórica planta valenciana de material ferroviario estaban aflorando ya problemas de abastecimiento por parte de los proveedores.

Ante el parón de más de medio mes y la actual situación de emergencia sanitaria, Stadler ha donado todos los equipos de protección individual con los que contaba en stock. Las mascarillas, guantes y monos van al Hospital Universitario Doctor Peset de Valencia.

Normas
Entra en El País para participar