Financiación

El Tesoro lanza una emisión extraordinaria de 10.000 millones para hacer acopio de liquidez

Realiza una colocación sindicada de deuda a 7 años, con demanda por más de 36.000 millones de euros

El Tesoro lanza una emisión extraordinaria de 10.000 millones para hacer acopio de liquidez
EFE

El Tesoro ha comenzado a acelerar las emisiones de deuda ante las importantes necesidades de financiación que van a surgir a causa de la crisis económico que va a provocar la pandemia del Covid-19. El gasto público va a ser mucho mayor y la generación de ingresos para las arcas públicas notablemente inferior, de modo que para cubrir el esperado aumento del déficit público serán necesarias mayores emisiones de deuda pública.

El Tesoro está realizando hoy una emisión sindicada, aquella que se realiza sin subasta pública y en la que los bancos coordinadores colocan la deuda directamente entre inversores privados. Se trata de bonos a 7 años, la primera vez que se emplea esta referencia desde 2014 y, como explican fuentes del Tesoro, es una emisión que no estaba prevista pero con la que se ha comenzado a acelerar el programa de emisiones. La aspiración es alcanzar hacia el verano "un grado de cumplimiento de los objetivos de financiación bastante alto", aseguran estas fuentes, ante lo que es necesario intensificar las colocaciones de deuda.

El importe colocado asciende a los 10.000 millones de euros, en la línea habitual de otras emisiones sindicadas. El precio es de 18 puntos básicos sobre el bono del Tesoro a ese plazo, con una demanda que ha superado los 36.000 millones de euros al cierre de libros.

El Tesoro ya superó la semana pasada su primera prueba de fuego, solo un día después de que se disparara la prima de riesgo española, con la emisión de 5.000 millones de euros de deuda a medio y largo plazo. Colocó el máximo previsto aunque a un tipo de interés muy superior.

Aun así, el Tesoro va a contar este año con la valiosa ayuda del BCE, que ha anunciado un programa de compras de deuda extraordinario por 750.000 millones de euros hasta fin de año, sin retricciones a la hora de adquirir bonos de un determinado país si fuera necesario.Estas adquisiciones se suman a los 120.000 millones de compras ya avanzó días atrás y a los 20.000 millones de euros mensuales que estaban vigentes, con lo que el BCE comprará deuda, pública y privada, de la zona euro por más de un billón de euros este año.

Las emisiones corporativas en Europa sin embargo todavía se hacen esperar, ante la elevada volatilidad del mercado. "El mercado está muy roto. Hacen falta algunos días más de estabilidad para que las empresas españolas se animen a emitir deuda", señala Jesús Sáéz, responsable de mercado de capitales de Natixis en España y para quien la colocación de hoy del Tesoro es un buen precedente.

Normas
Entra en El País para participar