Banco Santander sube un 12% pese a suspender anoche el pago de dividendo

El banco avanza en doble dígito este martes tras suprimir la retribución al accionista y anunciar que Ana Botín se rebaja un 50% el sueldo en 2020 por el Covid-19

Imagen de la Junta de accionistas de Santander de 2019.
Imagen de la Junta de accionistas de Santander de 2019.

Banco Santander recalcaba en el hecho relevante que remitió a la CNMV para notificar la suspensión del dividendo a cuenta de 2020 que dispone de "todos los recursos que sean necesarios para apoyar a las empresas y clientes particulares que lo necesiten". Esto dijo el banco que preside Ana Botín sobre quienes se han visto afectados por el Covid-19. El patógeno, que mantiene a los mercados y a la economía en vilo, es el responsable de que este año no se repita el tradicional reparto de dividendo de noviembre a los accionistas por parte de la entidad.

A cambio, el consejo del banco centra ahora sus esfuerzos en un único dividendo final que deberá aprobarse en la junta de accionistas del año que viene. Los inversores no se han tomado mal la noticia atendiendo a los títulos del banco, que en este martes han subido un 12,01% esta mañana.

Los analistas de Renta 4 señalan que el banco revisará "la política de bonus para asegurar que se destinan los mayores recursos posibles a ayudar a sus clientes", y recomienda sobreponderar. Santander aseguraba en la nota a la CNMV que "cumple holgadamente los requisitos de capital para mantener la política de dividendo (payout del 40-50%) y está cómodo con los colchones (buffers) que tiene respecto a los mínimos regulatorios exigidos".

Juan José Fernández-Figueres, director de análisis de Link Securities, señala en una respuesta escrita que las decisiones adoptadas por la entidad se repetirán "en muchas compañías en lo que hace referencia a su política de remuneración de accionistas". Según Figueres, la falta de "visibilidad macroeconómica a corto y medio plazo" llevará a las compañías a anteponer la liquidez sobre cualquier otra cuestión. Además, retrasará inversiones y alterará la política de redistribución de resultados, "bien suprimiendo el dividendo del todo o retrasando su pago hasta que el panorama se aclare", valora el experto. El portavoz de eToro España, Javier Molina, considera que el dividendo es "el primer perjudicado ante una situación complicada, como ha pasado en otros periodos", explica por teléfono.

Patricia García, especialista en renta variable de Macroyield, considera que esta decisión resulta positiva para el valor porque mejora la imagen de la compañía y demuestra su implicación en aportar soluciones a la pandemia. Por otra parte, García indica que no pagar dividendos a cuenta "no se justifica por debilidad financiera, sino por apoyar la concesión de créditos excepcionales", y añade que "podía estar en buena medida descontado, dada la situación". Por último, desde Macroyield señalan que las medidas de apoyo (crédito y fondo de solidaridad) estarán financiadas "internamente" y "no debilitarán financieramente a la compañía".

"Se trata de un guiño a los inversores para decir que todos tienen que arrimar el hombro en una crisis como la actual", opina Sergio Ávila, analista de IG, sobre la anulación de dividendo y el recorte de sueldos de los directivos entre un 20% y un 50%. "Aunque estamos ante lo que puede ser el inicio de un rebote en el mercado, es complicado que estas medidas cambien la tendencia de la cotización del banco", añade Ávila. Santander ha perdido más del 40% de su valor desde los máximos anuales que alcanzó el 17 de febrero. Otros analistas, como Molina, destacan "la coherencia" de la entidad por mantener los empleos a costa de bajar el sueldo a la plana mayor del banco.

Normas
Entra en El País para participar