La banca celebra las condiciones de los avales y promete “garantiza la supervivencia” de las empresas

Las patronales AEB y CECA consideran positivo el plan de choque del Gobierno y celebran la letra pequeña de las garantías

El presidente de la Asociación Española de Banca, José María Roldán.
El presidente de la Asociación Española de Banca, José María Roldán.

La banca española ha acogido muy positivamente la letra pequeña de los 100.000 millones de euros en avales públicos desplegados por el Gobierno para hacer frente a la crisis económica que dejará la pandemia del coronavirus Covid-19.

El Ejecutivo ha liberado este martes un primer tramo de 20.000 millones para cubrir el 80% del riesgo asociado a los préstamos concedidos a pymes y autónomos, el 70% de la financiación al resto de empresas y el 60% de las renovaciones de créditos.

Desde la patronal de los bancos, la AEB, y la de las cajas, la CECA, han dado la “bienvenida” al plan de choque del Gobierno y han valorado muy “positivamente” las condiciones con que ha sido diseñado.

“Este primer tramo de avales nos permite poner rápidamente el programa en marcha, comprobar que el mecanismo funciona y conocer la dimensión real de las necesidades de liquidez y financiación de nuestros clientes”, aseguró el presidente de la Asociación Española de Banca (AEB), José María Roldán, que ha dado “la bienvenida” a esta medida en un comunicado.

“Ninguna empresa española solvente debe tener problemas de liquidez ni de financiación. Los bancos, con la ayuda del programa de avales públicos, están aquí para garantizar la supervivencia de las empresas y autónomos afectados por esta crisis sanitaria. Queremos y podemos hacerlo”, ha añadido Roldán.

Desde la AEB considera que las medidas del Gobierno “aumentan el margen de maniobra de los bancos para acompañar a los ciudadanos y empresas en estos momentos tan difíciles”, y aseguran que el sector ha ofrecido ya 60.000 millones a autónomas, pymes y empresas.

“Le damos una valoración positiva” al plan de avales, exponía por su parte una portavoz de la CECA a este diario. “Desde el principio, consideramos que estas medidas eran muy necesarias en un momento de parón de la economía. Cuando nos pidieron propuestas consideramos necesario que hubiese liquidez para que no se parase la financiación y ahí la garantía pública era muy necesaria”, añade.

“Respecto a los niveles de garantía pública, nos parece adecuado que vayan en función del tipo de cliente y que se adecuen en función de si es nueva financiación o no”, agrega, subrayando además que el monto movilizado “va en línea” con el dispuesto en otros países del entorno.

Aunque está por ver el tipo de interés al que se conceden estos préstamos, fuentes bancarias asumen que con el precio del dinero en niveles muy bajos y este amplio nivel de cobertura estatal, los precios serán bajos.

Normas
Entra en El País para participar