Michelin y Grupo Antolin aplicarán un ERTE en todas sus plantas de España

Entre las dos empresas se verán afectados 8.400 empleados

Sede de Grupo Antolin en Burgos.
Sede de Grupo Antolin en Burgos.

Michelin ha presentado un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) por causa de fuerza mayor en sus cuatro fábricas y centros de experiencia en España, lo que afectará a más de 7.000 personas.

En concreto, el fabricante francés de neumáticos presenta el expediente para las factorías de Lasarte, Vitoria, Aranda y Valladolid ante la falta de materias primas provocada por el coronavirus.

El ERTE, que entra en vigor desde este martes, se ha acordado con los sindicatos a la espera de que se ratifique por parte de los comités de empresa de las diferentes fábricas. El secretario general de UGT Michelin España, Fernando Fuentes, ha explicado a Europa Press que el acuerdo supone que la empresa complementará hasta el 80% del salario bruto.

Durante el tiempo que se mantenga en vigor el ERTE se generarán el 100% de las pagas, vacaciones y antigüedad. Además, no afectará a los contratos relevo, que realizan un 25% de jornada que se ajustará en el futuro. El acuerdo también contempla que las horas correspondientes a los días que ha estado parada la producción, desde el pasado 17 de marzo, se sumarán a la bolsa de horas, de manera que para cada trabajador los siete días supondrán entre tres y cuatro días de bolsa.

Michelin ha presentado otro ERTE para sus departamentos comercial, almacén, oficinas generales y el Centro de Experiencias (ubicados en Tres Cantos, Illescas, Valladolid y Almería, respectivamente), donde trabajan unas 800 personas.

En este caso será por causas organizativas y se negociará con la representación sindical a partir de este martes, aunque el responsable de UGT espera que sea un "corta y pega" del expediente para las factorías al considerar que tendría que ser para todos igual.

Por otro lado, el fabricante de componentes para vehículos Grupo Antolin ha presentado un ERTE de 90 días de duración sobre cerca de 1.400 trabajadores de todos sus centros de producción en España.

Según fuentes sindicales, la compañía ha argumentado "causas productivas" para acometer estos despidos temporales, que afectan, en concreto, a ocho centros de producción, y se alargarán hasta el próximo mes de julio, en algunos casos hasta diciembre.

En la provincia de Burgos, el número de empleados afectados es de 706 personas, distribuidos en los centros Plasbur, Dapsa, Aragusa y Eurotrim; en Navarra de 130 personas; y en Valencia de 279 trabajadores de sus centros Valplas y Autotrim. La empresa también está presente en Barcelona, Madrid, Alava y Valladolid.

A diferencia de la mayoría de ERTEs que se están ejecutando estos últimos días, amparados por la regulación aprobada por el Gobierno en el contexto del actual estado de alarma, que son de fuerza mayor, el de Grupo Antolin es por causas productivas.

Esto supone que la compañía no se podrá beneficiar de la reducción del 75% de las cuotas a la seguridad social vinculada a los despidos temporales por fuerza mayor, por lo que tendrá que abonar el 100%, según aseguran los sindicatos.

No obstante, Grupo Antolin no tendrá la obligación de mantener el número de empleados constantes, algo a lo que sí se comprometen las compañías que aplican a un ERTE de fuerza mayor. Además, el de causas productivas no tiene carácter retroactivo.

El objetivo de la compañía con estos despidos temporales es responder a la parada de la producción de sus clientes provocada por la crisis del coronavirus, que también ha alterado la cadena de suministro.

Normas
Entra en El País para participar