Airbus suprime el dividendo y retira las previsiones por el Covid-19

La compañía logra una nueva línea de crédito de 15.000 millones

Planta de Airbus en Sevilla.
Planta de Airbus en Sevilla. Reuters

Airbus no pagará el dividendo a cuenta correspondiente a los resultados de 2019. Esta es una de las medidas que el fabricante de aviones europeos llevará a cabo dentro de su plan como consecuencia del COVID-19. El pago de este cupón supone un importe aproximado de 1.400 millones de euros.

En un comunicado remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Aitbus, explica que "como reflejo del principio de prudencia en el balance de la compañía y para garantizar la flexibilidad financiera, la dirección de Airbus ha recibido autorización por parte del Consejo de Administración para: establecer una nueva línea de crédito por un importe de 15.000 millones de euros además de la actual línea de crédito renovable de 3.000 millones de euros y suspender la aportación adicional voluntaria a la financiación de las pensiones".

La compañía añade que debido a la visibilidad limitada por la evolución de la situación relativa al COVID-19, se retiran las previsiones para 2020. Ha identificado los escenarios operativos, que incluyen las medidas para minimizar las necesidades de efectivo y que se activarán en función del desarrollo de la pandemia.

Airbus explca que. con estas decisiones, la compañía dispone de una importante liquidez para hacer frente a las necesidades adicionales de efectivo relacionadas con el coronavirus. Los recursos de liquidez que anteriormente se situaban en aproximadamente 20.000 millones de euros, y que comprenden alrededor de 12.000 millones de euros en activos financieros disponibles y alrededor de 8.000 millones de euros en líneas de crédito no utilizadas, se reforzaron aún más al convertir una actual línea de crédito de 5.000 millones de euros en una nueva línea que asciende a 15.000 millones de euros.

La liquidez disponible se sitúa actualmente en aproximadamente 30.000 millones de euros.Airbus se propone asegurar la continuidad de su negocio, incluso en caso de que se prolongue la crisis, manteniendo la producción, gestionando su sólida cartera de pedidos, apoyandoa sus clientes y asegurando la flexibilidad financiera de sus operaciones.

"Nuestra principal prioridad es proteger a las personas y, al mismo tiempo, apoyar los esfuerzos mundiales destinados a frenar la propagación del coronavirus. También estamos salvaguardando nuestro negocio para proteger el futuro de Airbus y para asegurar que volveremos a desarrollar unas operaciones eficientes cuando se recupere la normalidad", afirmó Guillaume Faury, Chief Executive Officer de Airbus.

En el comunicado, la compañía acoge con "satisfacción" las iniciativas gubernamentales de todo el mundo dirigidas a estabilizar este sector mediante el apoyo a la salud financiera de sus aerolíneas clientes y de sus proveedores.

No obstante, Airbus continúa supervisando la buena marcha general del sector.Airbus ha convocado su Junta General Anual de 2020 en Ámsterdam el 16 de abril. Debido al brote mundial de COVID-19, Airbus desaconseja la asistencia física y aconseja a los accionistas votar por poder respetando las medidas de salud pública y de seguridad recomendadas.

Normas
Entra en El País para participar