Dos senadores de EE UU están bajo sospecha de usar información privilegiada sobre el virus

Ambos políticos republicanos vendieron millones de dólares en acciones antes del desplome de los mercados

Richard Burr
La senadora Kelly Loeffler en una imagen tomada el 19 de marzo. AFP

Escándalo en la política estadounidense. Dos senadores republicanos, Richard Burr, presidente de la comisión de inteligencia del Senado, y Kelly Loeffler, senadora por Georgia que asumió el cargo este mismo año, están bajo sospecha de haber usado información privilegiada relacionada con el Covid-19 con el fin de lucrarse en Bolsa

Los dos políticos vendieron acciones por valor de millones de dólares antes de que los mercados colapsaran el pasado 20 de febrero, según recoge el Financial Times. Documentos oficiales del Congreso estadounidense apuntan que Burr y su esposa vendieron hasta 1,7 millones de dólares en acciones el día 13 de febrero. Loeffler, que antes de senadora fue integrante del consejo de administración de Intercontinental Exchange, sacó hasta 3,1 millones de dólares de la Bolsa en un periodo de tres semanas que concluyó el 14 de febrero.

Estas ventas significaron que tanto Burr como Loeffler evitaron pérdidas millonarias al librarse del duro golpe que vienen arrastrando las Bolsas de todo el mundo desde el 20 de febrero, fecha en la que los mercados empezaron a caer con fuerza ante la expansión internacional del virus. Desde esa sesión, el Dow Jones ha perdido un 31,25% de su valor. 

La venta de acciones de Burr fue hecha pública por primera vez por el medio estadounidense ProPublica, añadiendo presión a las críticas que está recibiendo el senador por considerarse que no advirtió correctamente a la opinión pública sobre el peligro real que supone el coronavirus. Las transacciones de Loeffler fueron publicadas primero por The Daily Beast y empezaron el 24 de enero, el mismo día en el que el comité de sanidad del Senado, del cual forma parte, proporcionó a los políticos un informe sobre el coronavirus elaborado por expertos.

Un portavoz del senador Burr aseguró al Financial Times que las ventas de acciones fueron "transacciones personales hechas semanas antes de que los mercados estadounidenses dieran síntomas de volatilidad debido a la creciente epidemia". "A medida que la situación ha ido evolucionando, su preocupación ha ido creciendo por el profundo y súbito impacto que está teniendo en la economía", afirmó al medio estadounidense.

El FT puntualiza que el comité de ética del Congreso no proporcionó una cifra exacta de la cantidad que movieron las operaciones, si no que en su lugar ofreció un rango que va desde los 628.033 dólares a los 1,72 millones de dólares en el caso de Burr y de los 1,3 millones a los 3,1 millones en el de Loeffler. 

Como presidente de la comisión de inteligencia del Senado, Burr tiene acceso a informes actualizados de las agencias de inteligencia estadounidenses. El 27 de febrero, Reuters publicó que este comité había estado recibiendo informes diarios sobre el coronavirus. Entre los movimientos bursátiles de Burr, se incluyen la venta de acciones de hoteleras y la compra de títulos de empresas dedicadas a ofrecer soporte para el teletrabajo. 

Tanto republicanos como demócratas han cargado contra Burr tras conocerse estos movimientos bursátiles. En 2012, EE UU aprobó una ley que prohibía que sus políticos usaran información privilegiada obtenida gracias a su cargo. Esta ley fue aprobada en el Senado casi por unanimidad y solo obtuvo tres votos en contra, uno de ellos, de Richard Burr.

Normas
Entra en El País para participar