La gasolina se abarata en una semana lo mismo que desde el inicio del brote en China

En los últimos siete días, cae un 3,3% en España y un 4,9% en la UE

Brent Pulsar para ampliar el gráfico

Mientras las medidas de contención para evitar la propagación del coronavirus por Europa reducen a mínimos el transporte de los ciudadanos en sus vehículos y se limitan los viajes en avión, los precios de los combustibles enfilan una racha de caídas que los sitúa en mínimos de más de tres años. En la última semana, cuando se ha visto la expansión del virus por países como España, Francia o Alemania, los precios de la gasolina han cedido prácticamente en la misma proporción de lo que lo hicieron desde que China confirmó el estallido del brote, el pasado 20 de enero, hasta la semana pasada.

De acuerdo con los datos publicados por el Boletín Petrolero de la Unión Europea referentes al 16 de marzo, el precio de la gasolina en España ha caído un 3,5% en los últimos siete días, frente al 3,3% que lo hizo en las siete semanas anteriores. La cifra es algo superior en el resto de la zona comunitaria: un 4,9% frente al 4,2% previo.

Estos descensos sitúan el precio de la gasolina 95 en España en los 1,233 euros/litro, mínimos de febrero de 2019. Sin embargo, para encontrar el importe medio actual en la Unión Europea, situado en 1,309 euros/litro, habría que viajar en el tiempo hasta noviembre de 2016.

La evolución del precio del diésel ha sido bastante distinta. Pese a que también encaja fuertes caídas, han sido más niveladas a lo largo de las semanas. En los últimos siete días ha caído la mitad de lo que lo hizo en las siete semanas anteriores.

Desde que China dio la alarma de epidemia hasta la semana pasada, el importe de este combustible cedió en España un 6% y en la Unión Europea (UE) un 8,4%. En los últimos siete días, esta caída ha sido alrededor de la mitad de ambas cifras: un 3,7% y un 4,2%, respectivamente. Todo ello deja el importe del gasoil en niveles de finales de 2017, al comercializarse a un precio medio de 1,128 en España y de 1,203 en la UE.

Teniendo en cuenta los datos mencionados, en España, la gasolina 95 se ha abaratado un 5,4% en el año y el diésel, un 7,6%. En la zona comunitaria, el descenso es del 7,9% y el 10,8%, respectivamente. Comparados con la evolución de estos precios hace un año, la curva se ha invertido por completo. Hasta mediados de marzo de 2019, la gasolina se había encarecido un 4,6% en España, aunque tan solo un 1,2% en la UE. El diésel de las gasolineras españolas había aumentado su precio un 5,7% y en las europeas, un 1,8%.

Desplome del petróleo

Las caídas del precio del combustible son ínfimas en comparación con los desplomes del barril de Brent, el petróleo de referencia en Europa, que en lo que va de año, cede un 58%.

Tras las pérdidas del Brent hay dos causas. En primer lugar, la epidemia de coronavirus ha puesto en jaque la demanda de crudo, principalmente por el impacto que ha tenido en el sector turístico. Las aerolíneas han recortado a mínimos los vuelos y la perspectiva es que esta situación no vaya a solucionarse a corto plazo.

A esto hay que sumarle la guerra entre los principales productores de crudo tras la ruptura de la alianza entre la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo) y Rusia después de que Moscú rechazara a principios de marzo el recorte de la producción en 1,5 millones de barriles diarios durante el segundo trimestre de 2020 acordado por la organización. Tras la negativa rusa, la OPEP dio por roto el actual acuerdo de recorte, que expira a finales de mes, y Arabia Saudí, el mayor exportador del mundo, inició una guerra de precios. Riad aplicó la mayor rebaja de precios en al menos 20 años para su crudo que se vende en mercados extranjeros con el objetivo de atraer a las refinerías a comprar crudo saudí en detrimento de otros proveedores. Asimismo, anunció que desde abril incrementará su producción un 27%, desde los 9,7 millones de barriles diarios actuales hasta los 12,3 millones.

Este incremento de la oferta, sumado a una caída de la demanda –la propia OPEP ha reducido el crecimiento esperado para el año de 990.000 a 60.000 barriles diarios, un 93% menos que en 2019–, seguirán impulsando a la baja el precio del crudo. De hecho, los analistas de Goldman Sachs ya ven el Brent en los 20 dólares por barril, niveles que no tocaba desde 2002.

Esto augura que los combustibles seguirán abaratándose, aunque hay que tener en cuenta que su precio está muy determinado también por los impuestos aplicados.

Las gasolineras venden ya por debajo del euro

Gasolina 95. Muchas estaciones de servicio españolas comercializan la gasolina 95 por debajo de los 1,23 euros/litro. De hecho, ya se puede encontrar por debajo del euro, aunque solo en la gasolinera Península Quality Products de Barcelona, que vende el litro a 98,9 céntimos, según los datos del Ministerio para la Transición Ecológica del pasado viernes.

Diésel. El gasoil ya se vende por debajo del euro en muchas gasolineras, aunque la más barata es la Plenoil de Santa Pola (Alicante), con un precio de 85,7 céntimos.

Normas
Entra en El País para participar