El Gobierno destinará 300 millones para la protección de ancianos en residencias y domicilios

Aprueba un paquete de 210 millones para las autonomías

Ancianos coronavirus
El ministro de Sanidad, Salvador Illa. EFE

La falta de recursos en las residencias de mayores está haciendo que el coronavirus Covid-19 se cebe con la tercera edad, uno de los colectivos más sensibles y expuestos a la enfermedad. Ya son más de 80 las personas fallecidas en geriátricos a lo largo de toda España, con especial impacto en Madrid. En este sentido, el vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, ha explicado este jueves que del paquete de 300 millones del fondo de contingencia que el Ejecutivo aprobó el martes, buena parte se destinará a este propósito. "Este fondo se usará, en buena medida, para reforzar las plantillas de las residencias de mayores, uno de los lugares más vulnerables en esta emergencia, con equipos desbordados y sin los equipos necesarios en muchos casos. Los protocolos previos para este tipo de gripes están desfasados. Y para el Gobierno es una prioridad absoluta medicalizar estos centros, tanto para los internos como para los profesionales", ha detallado Iglesias.

Este viernes, los responsables de Sanidad de las comunidades autónomas se reunirán con el Ejecutivo para empezar a coordinar la respuesta. Se trata, ha recalcado el ministro de Sanidad, Salvador Illa, de destinar los recursos necesarios a los geriátricos, así como a elevar a la categoría de orden la recomendación de actuación en los centros de mayores. "Hay que cerrar los que no cumplen con los requisitos mínimos de seguridad y restringir las visitas", entre otros puntos.

De estos 300 millones, otra parte irá destinada a impulsar la asistencia a domicilio de personas mayores o con discapacidad para garantizar la salud, la seguridad y la alimentación. De este fondo también habrá una partida dirigida a proteger a las personas sin hogar, ha señalado Iglesias, no sin recordar que el paquete económico de respuesta aún está sujeto a cambios, y que "el Gobierno no dejará tiradas a las personas más vulnerables".

También se han reforzado, ha asegurado Illa, los mecanismos de compra "para aprovisionarnos en materiales de protección demandados por los profesionales sanitarios. Las comunidades autónomas podrán seguir adquiriendo material si lo consideran oportuno. Hemos recibido un millón y medio de mascarillas y estamos distribuyendo 370.000 más". También se garantizará la equidad del sistema sanitario, y se distribuirá el material a los lugares "en los que más falta hacen".

Asimismo, el Gobierno va a poner a disposición de las comunidades un importe de 210 millones de euros para hacer frente al virus, al que se le añade la contratación de 30.000 sanitarios que se han incorporado al sistema de salud, entre médicos residentes, estudiantes de medicina y enfermería de los últimos cursos y cursantes del MIR.

Normas
Entra en El País para participar