Más de 1.900 coches de ‘carsharing’ parados en Madrid

Zity (Ferrovial y Renault), Wible (Repsol y Kia) y Emov by Free2Move paran temporalmente

Vehículos de Wible y Zity aparcados.
Vehículos de Wible y Zity aparcados.

Las empresas de coche compartido que operan en Madrid no iban a quedar ajenas a la crisis provocada por el Covid-19. La mayoría de ellas han decidido implementar distintas medidas sanitarias siguiendo las recomendaciones del Gobierno. Sin embargo, algunas han optado por cesar temporalmente su actividad hasta que puedan realizar el servicio con las máximas garantías. Es el caso de Zity -participada por Renault y Ferrovial-, WibBLE -de Repsol y Kia-. y Emov by Free2Move -del grupo PSA-.

En un principio, Zity suspendió temporalmente su servicio al aeropuerto, bajó los precios y reforzó la limpieza en sus 800 coches. Pero, tras decretarse el estado de alarma el domingo, decidió dejar de operar. Lo mismo pensó WiBLE. “No es una decisión sencilla, pero la responsabilidad y la evolución de los acontecimientos nos llevan a tomar esta medida tan compleja”, informó la empresa, con 500 vehículos, en un email a sus clientes.

Por su parte, Emov by Free2Move, del Grupo PSA, redujo en un principio de 600 a 150 el número de coches operativos y recomendó a sus usuarios que solo utilizaran el servicio cuando fuese “esencial”.Tras reforzar la limpieza en todos sus vehículos, ha decidido parar deste este viernes.

Así, entre estas tres compañías quedan más de 1.900 vehículos de ‘carsharing’ inoperativos en Madrid hasta nuevo aviso.

Los 750 coches de Share Now, antigua car2go y operada a medias entre Daimler y BMW, continúan en funcionamiento las 24 horas del día, aunque la empresa está aprovechando la caída de la demanda provocada por el virus para su desinfección “a fondo” varias veces al día.

Respiro, el servicio de ‘carsharing de Seat’, ha implementado un nuevo método de reserva. Los clientes tendrán que hacer la reserva vía telefónica con dos horas de antelación para que así la empresa pueda poner en marcha su protocolo de limpieza, desinfección y puesta a punto del coche, que supone más de una hora de trabajo.

Desde Free Now, antigua Mytaxi, comentan a CincoDías que el volumen de desplazamientos se ha reducido entre un 75% y un 80% desde que se decretara de alarma. La compañía cuenta con 150 empleados -teniendo en cuenta el hub de Barcelona- y asegura que su principal objetivo ahora es colaborar con las autoridades en lo que puedan. También está monitorizando el impacto económico y evaluando distintas opciones con el objetivo de preservar al máximo los puestos de los trabajadores.

La startup española Joinup, conocida también por su aplicación para solicitar taxis, también ha visto como se ha reducido “drásticamente” el número de servicios por el Covid-19.

 

Normas
Entra en El País para participar