Sánchez presentará unos Presupuestos de “reconstrucción” y pide el apoyo de todos los partidos

Casado adelanta que su partido votará a favor el real decreto de alarma y pide cancelar las subidas fiscales

Pedro Sánchez ha anunciado este miércoles en el Congreso de los Diputados que presentará, cuando acabe la emergencia sanitaria, unos "Presupuestos de reconstrucción social y económica". El objetivo de esas cuentas será "brindar seguridad y protección al conjunto de la ciudadanía", según ha señalado durante su intervención en el pleno para explicar las medidas extraordinaria aprobadas para frenar las consecuencias económicas del coronavirus, y por ello ha pedido la unidad de todos los partidos para su aprobación.

En un hemiciclo casi vacío y sin prensa, Sánchez se ha dirigido a todos los partidos con representación en el Congreso para pedirles su "apoyo y la colaboración" porque se tratará "de reconstruir económica y socialmente nuestro país". "Tiempo habrá de hacer oposición y lo haremos cuando hayamos superado el virus y evaluado el impacto económico y social, una vez acabe la emergencia" y ha recordado que nos encontramos "en el inicio de la legislatura".

 Sánchez ha reconocido que nos encontramos ante una emergencia sanitaria pero también económica, que tendrá impacto en el PIB. Este año, ha dicho, "no tendrá 12 meses sino 10 o incluso nueve", en términos de crecimiento, aunque no ha aventurado ninguna previsión.

La prioridad, ha dicho Sánchez, es que ningún colectivo se quede atrás por la crisis del coronavirus, por lo que es necesario ofrecer a los ciudadnos seguridad y protección. "En representación del Estado podemos garantizarlo", ha dicho y por ello impulsará los Presupuestos de la reconstrucción "social y económica".

Sánchez anunció que esos presupuesto deberán ser "extrasociales",  ya que "la evidencia y la experiencia nos demuestra hacia qué dirección debemos ir", ha dicho. "Debemos ir hacia la protección y seguridad de nuestro Estado de bienestar, la defensa y la protección de nuestras familias y empresas", ha afirmado. 

En su respuesta a otros partidos, Sánchez ha repasado momentos históricos de crisis  económica, como la situación en la que estaba España en 1979, y que fue superada con la unión de los partidos mediante los Pactos de la Moncloa.

Según Sánchez, hay casos en que las recesiones se producen por elemento sobrevenido global o incierto como es el caso de una guerra o la actual pandemia de coronavirus. En este caso, ha dicho, la recesión puede ser profunda pero sepuede remontar rápidamente si hay unidad. 

Libro blanco de la Sanidad pública

Durante su intervención en la que ha repasado las medidas adoptadas para frenar el coronavirus, el presidente ha anunciado que el Gobierno no descarta el cierre de fronteras marítimas y aéreas para evitar la propagación del virus, si fuera necesario, después de que se haya decidido el cierre de las fronteras terrestres.

Sánchez ha señalado asimismo que cuando acabe la emergencia, impulsará la creación de una comisión sobre la Sanidad pública, de la Sanidad pública, el "dique de contención" de la epidemia, ha dicho. Esa comisión tendrá como encargo elaborar un libro blanco . "El Gobierno impulsará una comisión para el estudio y evaluación de la Sanidad Pública" que recopile en un libro blanco los "ajustes y cambios" necesarios, ha dicho.

El presidente del Gobierno ha mandado asimismo un mensaje de "tranquilidad absoluta" a los ciudadanos y ha recalcado que el Estado ofrece garantía absoluta del suministro alimentario "en todos los supermercado y tiendas" abiertas. También ha garantizado el suminstro de energía y gas natural. También están garantizados los suministros energéticos y de las  "infraestructuras críticas" para asegurar la "protección de los servicios esenciales".

El jefe de la oposición, Pablo Casado, ha mostrado su apoyo al real decreto aprobado por el consejo de ministros. "No está solo, puede contar con el apoyo del PP", ha dicho Casado. Es el momento de "anudar  un lazo moral entre todos".

Casado ha anunciado que su partido apoyará el real decreto y ha agradecido que incluya algunas de las propuestas de su partido, como los 100.000 millones de avales para inyectar liquidez a las empresas. "No terminamos de entender cómo logrará los 83.000 millones restantes", ha dicho. También ha pedido un plan de estímulo fiscal, extender la moratoria hipotecaria a los alquileres y cancelar las cuotas a los autónomos que cesen la actividad por motivo del virus.

Casado, se ha comprometido, durante  el pleno del Congreso, a promover mejoras salariales y laborales a los profesionales sanitarios y ha pedido al Gobierno que lo haga "ya" y, especialmente, a los residentes.

Cuando acabe la emergencia sanitaria, ha dicho Casado, "quedará la crisis económica".  Entonces "habrá que reordenar la prioridades del gasto público", ha pedido el líder de la oposición. Cuando esto ocurra "se impondrá la buena simbiosis de los público y lo privado" y también poner en valor "la responsabilidad individual" en el bien común colectivo. "Nos volveremos a poner en marcha" ha señalado.

Mínima representación en el pleno

La excepcionalidad del momento y la emergencia sanitaria ha obligado a la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, y a los grupos parlamentarios a acordar una fórmula que permita este miércoles una representación acorde con la de diputados de cada uno, informa Efe.

No hay precedentes históricos de un decreto de estado de alarma como el que está actualmente en vigor para hacer frente al aumento exponencial de contagios por COVID-19, cuyo número ha superado ya los 11.000.

Tampoco hay precedentes de un decreto como el que este martes aprobó el Consejo de Ministros, pues supondrá la movilización de 200.000 millones de euros, el 20 por ciento del PIB, para salvaguardar una actividad económica que se ha frenado "en seco", en palabras de Sánchez, y que probablemente siga detenida varias semanas más.

El PSOE está representado por Adriana Lastra y cinco parlamentarios más, todos provenientes de Madrid porque los de otras provincias tienen prohibido viajar; el PP tiene a Pablo Casado al frente y a cuatro diputados, entre ellos Teodoro García Egea y Cayetana Alvarez de Toledo.

Vox ha reaparecido a pesar de no haber completado íntegramente el plazo de cuarentena, si bien está cerca de acabar. Su portavoz, Iván Espinosa de los Monteros, ha estado presente porque recientemente se hizo la prueba y dio negativo, y dos parlamentarios más en la misma coyuntura.

Pablo Echenique y Enrique Santiago representarn a Unidas Podemos, Gabriel Rufián a ERC y Aitor Esteban al PNV. Del Grupo Mixto estarán Sergio Sayas, de UPN; Isidro Martínez Oblanca, de Foro; y Tomás Guitarte, de Teruel Existe. El Grupo Plural no ha comunicado quiénes dos de sus diputados ocuparán escaño.

JxCat ha decidido no asistir por seguridad y porque promueve el confinamiento total, al igual que EH Bildu y la CUP. Cs tampoco estará presente. El debate (no hay votación) lo presidirá Batet, que estará acompañada en la Mesa por dos vicepresidentes y un secretario.

contar con el "apoyo y la colaboración de todas las
fuerzas políticas"

Normas
Entra en El País para participar